Archivo de la etiqueta: Cuentos

Dune (Cuentos): Emperador Vladimir Harkonnen

-Emperador Vladimir Harkonnen… suena bien, verdad?.

El Baron flotaba desnudo en su cinturon suspensor a lo largo del gigantesco dormitorio principal, observando por el gran ventanal las chimeneas y el oscuro horizonte industrial de Harko City. Pero tenia la mirada perdida. En realidad su mente estaba en Kaitain.

-Haremos lo posible porque la corte sea trasladada aqui, a Giedi Prime. Toma nota, Mentat, no quiero que se pierda ninguna idea que tenga en este momento. Vivimos momentos de gloria para esta Casa!.

De Vries aparto el cuerpo del esclavo que colgaba como una res en el matadero de una cadena en el centro del dormitorio. El baron se habia estado “divirtiendo” con el. No queria que la espera se le hiciera eterna y decidio que habia que “entretenerse” a la hora de la siesta. La sangre formaba un charco en el suelo.

-Como ordeneis, mi Baron. Confiemos en que Hundro Moritani lleve su plan hasta las ultimas consecuencias. El Imperio necesitaria entonces un hombre fuerte

-El destino ha puesto a ese hombre desesperado en mi camino, Piter. Un cruzado que cree que lucha por la causa de su Casa y la historia.Pero en realidad lo hara por la nuestra. Hoy sera un dia grande para los Harkonnen. Brindo por Hundro Moritani!, -dijo levantando una jarra de cerveza Harkonnen-. Deberiamos ponerle una estatua, o mejor, darle su nombre a una fabrica. Apunta esa idea tambien, Piter. Por cierto, hay noticias ya?.

-No mi señor, seguimos a la espera, pero ya deberia haberse producido el fatal desenlace, y la orbita del crucero de la Cofradia esta prevista para una ventana de tiempo de esta misma tarde. Paciencia, Baron.

-Paciencia?. Informame en cuanto llegue el correo. Estoy ansioso y me estoy empezando a poner nervioso. No sabia que anhelara tanto ocupar ese hermoso Trono. Es una oportunidad unica.

-Mi señor, cuando querriais que tuviera lugar el futuro funeral de vuestro sobrino?. Quizas tras la coronacion?.

-Por desgracia es la unica sangre Harkonnen que habra que derramar por el bien de la Casa. Echare de menos a ese inutil. No, lo haremos inmediatamente, no quiero que nada perturbe mi protagonismo. Estan ya preparadas las cartas para todos los miembros del maldito Landsraad?.

-Si, Baron. Los embajadores aun no saben nada, pero iniciaremos la campaña de sobornos en cuanto sea necesario. Ademas, los saboteadores ya esperan ordenes para que los otros “favoritos” al Trono no lleguen a Kaitain.

-Esplendido, esplendido… Que no falte especia que regalar. Vacia un carguero entero si hace falta.

-Asi se hara, mi Señor. Respecto al plan para el asesinato del resto de la familia real, solo espera vuestra inmediata aprobacion. El tiempo es vital y

-Para eso esperaremos la confirmacion, Piter. Te lo imaginas si no??!!… Si nos descubrieran seria el fin-. Se lanzo como un toro volando contra el cuerpo del esclavo al que golpeo brutalmente como si de un saco de boxeo se tratara-. Bum!, Ja-ja!. Hare esto mismo contigo si esa parte del plan falla. Necesitamos el vacio de poder, Piter.

-Baron, mi plan es perfecto. Y todos culparan a la Casa Moritani, todos… Las proyecciones mentat que he realizado no fallan-, dijo dandole un trago a una pequeña petaca con zumo de safo.

-Emperador Vladimir Harkonnen!!!!… Ja, ja... -gritaba el Baron volando por todo el dormitorio sin control.

La nave aterrizo en el espaciopuerto del Palacio, y el mentat pervertido no dudo en ir a su encuentro. Habria que moverse rapido si en Grumman todo habia ido como deseaba, y se adelantaria a las ordenes del Baron.

-Noticias de Grumman, mi señor!-. El correo se puso firme ante el, saludo militarmente y dio la vuelta hacia la lanzadera. Piter leyo el informe rapidamente.

-Esperad!...-le grito-. Noticias tan importantes deben ser entregadas por vos que habeis sido tan diligente. Llevadselas personalmente al Baron y con la maxima rapidez-. Vio en la cara del Mensajero un destello de orgullo. -Desde luego, Señor

Observo al hombre marchar con prisa. “Baron, no deberiais matar al mensajero. No tiene la culpa de las malas nuevas”, penso Piter sabiendo que ese pobre correo no acabaria ese dia con vida.

*** Extraido de “Cuentos del Millon de Planetas”, atribuidos a Accadia, Madre Archivera de la Bene Gesserit en Casa Capitular.

Dune (cuentos): Hermano Lincoln

Lincoln saco del bolsillo oculto un hilo shiga de gran capacidad. Coloco un dispositivo magnetico en la terminal del servidor y arranco los dos cables del panel inferior para interferir la alarma. Tuvo cuidado de no pisar la sangre que ya alcanzaba la consola. Tendria que deshacerse del cadaver y adoptar su aspecto. Rutina. Sigue leyendo

Dune (Cuentos): La Madre Kwisatz

Anirul buceo en la Otras Memorias buscando a la anciana Lobia. Tres noches de intentos infructuosos, peligrosos y dolorosos, habian llegado a desesperar a la emperatriz del Millon de Planetas. Necesitaba el consejo de su amiga, pero sabia bien que profundizar tanto sin ayuda, podria causarle problemas. Siendo la Madre Kwisatz no debia permitirlo. Pero aun asi corrio el riesgo… Sigue leyendo

Dune (cuentos): Guerra Civil Harkonnen

-Seria ridiculo aparentar lo que no soy. Pero hace ya tiempo que no te reconozco como hijo mio, al igual que ya no soy un Harkonnen.

Abulurd, antes Harkonnen, miraba desafiante a Glossu Rabban desde las escaleras del Monasterio de las Lagrimas de Bifrost Eyre. Sigue leyendo

Dune (cuentos): La Plaga

suk-simbolo

A pesar de que el hospital estaba absolutamente abarrotado y desbordado por los enfermos de la Plaga, aun habia en el espacios vacios. Nadie queria acercarse demasiado a aquella sala de aislamiento, donde estaban los “pacientes cero”, los primeros afectados quizas por la cepa original que les corroia el cuerpo…

-Omnius, eres un hijo de perra-, perjuro Mohandas Suk. Sigue leyendo

Dune (cuentos): La Gata

la-gata

El furgon policial atravesaba Taligari a toda velocidad. En su interior, una mujer vestida con un mono ceñido negro repasaba mentalmente el plan fallido. Se preguntaba los por qués y el donde cometio el error. Se tapaba con las manos agrilletadas la cara sin entender nada. Ella nunca fallaba, nunca… Sigue leyendo

Dune (cuentos): Espirales en la oscuridad

yihadi-soldado

La intensa lluvia le desperto. Un monzon caia sobre la pequeña tienda portatil que venia con el equipo de salvamento del kindjal, y ya estaba completamente inundada. Decidio caminar, calado hasta los huesos, hacia la estructura que habia divisado mientras hubo luz. Alli podria guarecerse, encender un fuego y calentar una de las raciones de supervivencia, o eso esperaba… Sigue leyendo