Dune (cuentos): La Plaga

suk-simbolo

A pesar de que el hospital estaba absolutamente abarrotado y desbordado por los enfermos de la Plaga, aun habia en el espacios vacios. Nadie queria acercarse demasiado a aquella sala de aislamiento, donde estaban los “pacientes cero”, los primeros afectados quizas por la cepa original que les corroia el cuerpo…

-Omnius, eres un hijo de perra-, perjuro Mohandas Suk.

La vainas se habian destruido en la atmosfera de Parmentier, pero el mortal virus habia empezado a traer ya la Plaga a toda la poblacion. Todavia no estaba claro el medio de contacto. El panico habia cundido. Cualquiera con una simple tos o un catarro con fiebre se acercaba al hospital, y ademas era repudiado por su familia o vecinos. Ni los propios gobernadores del planeta se habian salvado. Habia cundido el caos y ya se habia establecido una cuarentena espacial por parte de la Flota.

Las preguntas se amontonaban en la cabeza de Mohandas. Como se transmitia?. Por el aire, por los fluidos…?. Cuanto tiempo tardaban en manifestarse los sintomas exactamente?. Bastarian los medicamentos que poseian?. Cuanto podria vivir un paciente expuesto?. Daria tiempo a crear una vacuna?. Solo sabia que habia caido sobre ellos un demonio, un virus casi perfecto, letal, creado exclusivamente para matar humanos y en enorme cantidad. Un virus de aniquilacion. El apocalipsis.

-Este virus esta creado para conseguir nuestra extincion como raza, ni mas ni menos-, sentenciaba el medico mientras observaba por el miscroscopio. Raquella le escuchaba horrorizada.

-Tengo que entrar. Hay dos muertos que retirar y es necesario sacarle las muestras a otros dos pacientes con la analitica

-…Es una batalla perdida y muy peligroso entrar ahi!. Un fallo y es el fin! –exclamo-. Estas segura?. Podemos irnos hoy mismo e investigar desde la orbita. No tiene mucho sentido este trabajo aqui. Nos pueden enviar los resultados a la nave-medica las enfermeras ya afectadas y pod

-No!-, le corto Raquella-. Aun no. Subiremos con el equipo en tres dias como acordamos con la Flota. Hicimos un juramento que debemos de cumplir. Se han marchado dos enfermeras mas afectadas, hacemos mucha falta aqui…

EXTRACTOS DEL DIARIO DE LA ENFERMERA RAQUELLA:

“Me he realizado la exploracion de rutina, con gran temor. Toma de temperatura correcta. Mohandas me ha examinado en busca de las mas pequeñas ronchas o pustulas, parece que el aislamiento esta funcionando, pero ahi fuera empiezan a caer como moscas…

…Mañana nos marchamos segun hemos acordado con el mando. Bajara una nave a recogernos en un punto establecido lejos de la ciudad. No hay naves aqui abajo, los espacio-puertos estan vacios y la gente si viera una nave podria enloquecer por subir. Iremos vestidos con estos malditos trajes con los que tratamos a los pacientes de la sala de aislamiento…

…Dormimos abrazados por las noches. El lo quiere asi. La suerte de los dos sera la misma y esta echada. Pero eso me preocupa. Maldito traje!. A los 20 minutos estas loca por quitartelo porque te agobia y sudas. Por eso sabemos que no solo es importante saber ponerselo y manejarte con el, sino saber quitarselo para no cometer errores. La falta de pericia crea tension. Y la tension te hace cometer fallos… sin remedio. Los dos lo sabemos”.

*** Extraido de “Cuentos del Millon de Planetas”, atribuidos a Accadia, Madre Archivera de la Bene Gesserit en Casa Capitular.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s