Archivo de la etiqueta: Libros y novelas

Dune: Murbella y la epidemia (y III)

– Mi hija está a bordo -dijo Murbella. Y dicho esto calló y miró con aire lú-
gubre por la ventanilla.

Una intensa vibración recorrió el tóptero, que despegó agitando las alas
entre sacudidas. Tardarían una media hora en llegar al desierto, media hora
más para volver: un tiempo que la madre comandante no podía permitirse
ausentarse de Central. Pero necesitaba desesperadamente hacer aquello… Sigue leyendo

Dune: Murbella y la epidemia (II)

Una Reverenda Madre llegó corriendo con un informe. La mujer, apenas una adolescente, era una de las que se habían visto obligadas a pasar por la
Agonía antes de tiempo, pero había sobrevivido. Ahora sus ojos tenían un
matiz azulado, un color que se intensificaría por el consumo continuado de
especia. Su mirada tenía un aire perplejo y atormentado que a Murbella le lle-
gó al alma.

– Su informe horario, madre comandante.

Y le entregó un montón de láminas de cristal riduliano en las que aparecían varias columnas de nombres. Sigue leyendo

Dune: Murbella y la epidemia (I)

“Estamos heridas pero invictas. Estamos tocadas, pero podemos aguantar un gran dolor. Nos empujan al final de nuestra civilización y nuestra historia… pero seguimos siendo humanas”.

MADRE COMANDANTE MURBELLA, palabras dirigidas a las supervivientes de Casa Capitular.

Mientras la epidemia seguía su curso, las supervivientes -todas ellas Reve-
rendas Madres- luchaban por mantener unida a la Hermandad. Ninguna vacu-
na, tratamiento de inmunidad, dieta o cuarentena surtía ningún efecto y la
población seguía muriendo.

Solo hicieron falta tres días para que el corazón de Murbella se volviera de
piedra. A su alrededor vio morir a miles de prometedoras acólitas, diligentes
alumnas que aún no habían aprendido lo bastante para ser Reverendas Mad-
res. Y todas morían por la epidemia o por la Agonía. Sigue leyendo

Dune: Aparicion de Hyla y Andros (y III)

A medida que la destrucción continuaba, Ellus y los otros dos Maestros Espadachines hicieron su camino hacia el centro del complejo, una cámara de pesadilla repleta de maquinarias relucientes y prohibidas tecnologías informáticas. Luciendo como un hueco grabado en el vidrio, hielo cubría la ventana interna con una gruesa puerta que conducía a una bóveda sellada.

Ellus se inclinó más cerca, preguntándose qué otros horrores inimaginables podrían los cimeks haber estado trabajando allí, mirando por la ventana espolvoreada de hielo en la bóveda blindada. ¿Había alguna razón específica por la que las máquinas pensantes habían llegado a erradicar este lugar secreto cimek? Sigue leyendo

Dune: Aparicion de Hyla y Andros (II)

—¡Ahí está, señor! En el lado izquierdo de ese cráter.

—Por Dios y la Santa Serena, pareciera que ya se ha librado una batalla allí abajo— dijo uno de los Maestros Espadachines del equipo.

Ellus captó un destello de unas cúpulas metálicas y recámaras habitaciones que constituían claramente un puesto o una base. Varias de las cúpulas estaba destrozadas, y el paisaje rocoso estaba salpicado con cráteres rodeados de destellos negros y escombros— claramente el resultado de explosiones recientes en los lugares de impacto. Caminantes cimek destrozados yacían esparcidos, sus patas de cangrejo rotas y dobladas. Las naves de ataque robóticas estaban estrelladas en el fondo del cráter. Sigue leyendo

Dune: Aparicion de Hyla y Andros (I)

“La historia tal vez me recuerde asombrado terror, u odio. Pero no me importa, mientras no sea olvidado.” -GENERAL AGAMENÓN, Nuevas memorias.

Al frente de un pequeño grupo de cazadores Butlerianos, el Maestro Espadachín Ellus se sentía más como un carroñero que como un depredador. Omnius y sus fuerzas robóticas habían sido destruidas por completo, e incluso sus restos desactivados no planteaban ninguna amenaza; los cimeks rebeldes también habían sido eliminados, dejando cadáveres caminantes por todos los puestos vacíos.

Pero aún quedaba por hacerse la limpieza. Sigue leyendo

Epigrafes de Dune (XLII)

“Fue una época de genios, de personas que extendieron los límites de su imaginación y se preguntaron sobre las posibilidades de su raza”.

Historia de las Grandes Escuelas

“Uno podría pensar que la humanidad obtendría la paz y la prosperidad tras la derrota de las máquinas pensantes y la formación de la Liga del Landsraad para reemplazar a la antigua Liga de Nobles, pero las batallas solo se habian tomado una pausa. Sin un enemigo externo con quien luchar, comenzamos a pelear entre nosotros”.

—Análisis del Imperio.

“Sisterhood of Dune” (B.Herbert y K.J.Anderson)