Dune: La boda de Alia y Duncan (I)

¿Es posible que un ghola pueda amar? Esta fue mi pregunta al comienzo, pero ahora ya no lo es. Duncan Idaho y yo tenemos un entendimiento.

—Alia Atreides, notas privadas

Tan solo a horas de que la boda de Alia y Duncan comenzara, tres guardias Amazonas escoltaron a Dama Jessica a su lugar de honor en el borde del desierto más allá de los muros de la Ciudadela.

Stilgar era su compañero mientras se movía a través de las multitudes festivas vestidas con ropas formales para la feliz ocasión. Intencionalmente había mantenido su distancia del líder Fremen desde que regresaron ambos de la ceremonia secreta en honor a Chani. Manteniendo su silencio, Jessica y el Naib tomaron asiento en las gradas con vistas perfectas a la extensión del desierto. Cientos de trabajadores diligentes habían peinado las dunas con rastrillos finos y utilizado sopladores suaves para borrar huellas y eliminar cualquier tipo de ruido -Un derroche extravagante e innecesario de esfuerzo, pensó Jessica, porque los vientos rápidos borrarían cualquier marca pronto.

A medida que las multitudes se reunieron, Stilgar reflexionó:

—Yo fui quien primero le dijo a Usul que tu hija debía casarse. Fue una cosa que cualquier hombre podía ver, en aquel momento. —Entrecerró los ojos y miró hacia fuera en las dunas donde la ceremonia se llevaría a cabo. Jessica estuvo contenta de compartir sus pensamientos.

—En algunas culturas, mi hija sería considerada demasiado joven para el matrimonio, pero Alia es diferente a cualquier otra mujer. En su mente, puede recordar todos los placeres de la carne, todas las alegrías y las obligaciones del matrimonio. A pesar de ello, siempre es un reto para una madre pensar en su hija casada. Es un cambio fundamental en las relaciones, el cruce de un Rubicón.

Stilgar enarcó las cejas.

—¿Rubicón? El término me es desconocido.

—Un río en la Antigua Terra. Un famoso líder militar lo cruzó y cambió para siempre el curso de la historia.

El Naib Fremen se alejó, murmurando:

—No sé nada de ríos.

La Princesa Irulan llegó con Harah y los dos niños, asistidas por otro grupo de guardias. Gurney se movía a lo largo de las gradas, siempre alerta. Jessica entendía sus motivos de preocupación. Al eliminar a Isbar y a los sacerdotes traidores, habían eliminado una conspiración contra Alia… pero eso no significaba que no hubiera otras que esperan para surgir. Alia había mencionado su aplicación de sus inusuales “medidas de seguridad,” pero Jessica no sabía lo que su hija había querido decir con eso.

Los grandes espectáculos parecían invitar a la tragedia: la muerte de Rhombur durante la actuación Jongleur en el Teatro de los Fragmentos, la masacre durante la boda del Duque Leto, los enjambres de cazadores-buscadores desatados durante la Gran Ceremonia de Entrega de Muad’Dib, incluso la reciente interrupción de Bronso durante el funeral de Paul.

Desde las gradas, miró a los gemelos, consciente de que Leto y Ghanima pasarían toda su vida temerosos por los asesinos a sus espaldas, a las explosiones de un conspirador, a los ingredientes especiales de un envenenador, o a algún arma que nadie hubiera contemplado. Pero una boda de estado no podía celebrarse a puertas cerradas y a persianas bajas.

El Duque Leto Atreides, y el Viejo Duque antes que él, habían entendido el poder y la necesidad de las diversiones, de la bravura. “Pan y circo”, lo habían llamado los antiguos romanos. Su corazón estaba con Alia, deseando a la joven lo mejor el día de su boda.

—Ella es mi hija— se susurró con fiereza a sí misma. Jessica rezo para que aquella ceremonia, a diferencia de las otras, se llevara a cabo sin interrupciones o desastres, y que Alia y Duncan realmente pudieran ser felices juntos.

Ya era hora de eso en la familia Atreides.

Leer parte II y III

“The Winds of Dune”, de B.Herbert y K.J.Anderson.
Traduccion de Facu.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s