Dune: La captura de Bronso (II)

Justo antes del atardecer, Duncan Idaho salió de un vehículo terrestre por la calle desde el edificio blanco en Carthag; Gurney lo siguió de cerca detrás de él.

Hombres y mujeres uniformados pasaron alrededor de los dos hombres desde sus posiciones de espera, para cruzar de una calle a otra. Gurney había insistido en participar en aquella operación, y el ghola no parecía sospechar que los dos tuvieran motivos totalmente diferentes.

Aunque sabía la verdad, Gurney se sentía atrapado en una gran Tormenta de Coriolis de acontecimientos, y no sabía cómo podría salvar la situación. Duncan y sus tropas se acercaban.

El rastreador del tóptero de Bronso había señalado su ubicación. Durante ya tres días, un radio de diez manzanas alrededor de su vivienda había sido mantenido bajo estrecha vigilancia militar. Sólo momentos antes, los observadores ocultos habían visto a una apresurada compañera de conspiración encubierta entrar, y Duncan estaba a punto de hacer saltar la trampa.

Aunque las características del visitante se habían ocultado en gran medida, Gurney se sintió enfermo, seguro de que sabía quién era la mujer, aunque Duncan no parecía sospechar. Los soldados de Alia, decididos a capturar a Bronso, pulularían en el interior, y la trampa se cerraría alrededor de Dama Jessica, así como del Ixiano. Gurney cerró con fuerza su mandíbula, apretó los puños, luchando para encontrar una posible solución, pero no podía pensar en ninguna manera de salvarla. Si la amistad de Jessica con Bronso era expuesta, no sólo sería derrotado todo lo que ella y Paul tenían la esperanza de lograr, sino que ella se enfrentaría, sin duda, a la muerte. Sin lugar a dudas, Alia ordenaría la ejecución de su propia madre.

El mayor temor de Gurney era la seguridad de Jessica. Si se enfrentaba con la elección entre salvarla a ella o al Ixiano… ella era más importante que cualquier cosa por él. ¿Cómo puedo protegerla de esto, mi Dama?.

Duncan tenía todas sus tropas en su lugar y listas. A la vanguardia de la operación, los dos hombres entraron en un edificio en ruinas en la calle del objetivo. Un oficial del ejército con uniforme de camuflaje color arena se reunió con ellos, identificándose como el Levenbrech Orik.

Con gestos desiguales debido a su entusiasmo por la culminación de la larga cacería, Orik llevó a Gurney y a Duncan pasando ante soldados ansiosos a la escalera en ruinas. En el sexto piso, cruzaron un pasillo lleno de basura hasta una habitación muy amplia con un pequeño balcón. Luces negras de escáneres bañaban la zona para evitar que nadie pudiera verlos.

A partir de ahí, el Levenbrech señaló la ventana velada a un edificio al otro lado del estrecho callejón.

—El escondite de Bronso Vernius está a dos pisos por debajo del techo de ese edificio. El tóptero que hemos rastreado está en el techo, escondido por algún tipo de camuflaje Ixiano— La voz de Orik cargaba una mueca de enojo—. Nuestros ingenieros ya han puesto una rampa relé en su lugar, por lo que pueden cruzar alli tan pronto como estamos listos para el asalto.

Gurney se asomó a las crecientes sombras de la oscuridad, pero sólo vio el desorden en la azotea plana.

—¿No nos verán llegar?

—Estaremos protegidos por luces escáner todo el camino, y hay sistemas de supresión de sonido en el lugar, aunque los sonidos son más difíciles de ocultar. Tecnología Ixiana contra tecnología Ixiana. Es sólo un hombre, y no puede coincidir con nuestros recursos.

Gurney era consciente de que para ayudar a capturar al fugitivo, la Confederación Ixiana le había proporcionado a Alia muchos nuevos dispositivos que utilizaban tecnologías innovadoras. Al parecer, los ixianos querían detener a Bronso tanto como Alia.

—Antes de continuar, debemos buscar por todas las habitaciones allí—dijo Gurney—. Removiendo inocentes, en caso de que haya violencia-. Dándole a Bronso más tiempo.

—Nos movemos ahora— Duncan miró su cronómetro en la muñeca—. Vamos a cerrar la red. Bronso ya nos ha eludido demasiadas veces.

“The Winds of Dune”, por B.Herbet y K.J.Anderson

Traduccion de Facundo Berrade

Ver parte I, III y IV

Una respuesta a “Dune: La captura de Bronso (II)

  1. Yo mato por los juguetes de la película Lynch-DeLaurentis.

    ¿Donde consigo el pdf en español de esta novela?, es poco lo que tengo de las secuelas de Herbert Jr.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s