Dune: Los exorcistas de Shuloch

Dune_Fremen_Eagle_Hunter_MarkMolnar

— Me llaman Muriz — dijo el curtido Fremen.

Estaba sentado en el suelo rocoso de una caverna, a luz de una lámpara de especia cuya temblorosa llama revelaba húmedas paredes y oscuros agujeros allá donde desembocaban los corredores que convergían en aquel lugar. Sonido de agua goteando llegaban de uno de aquellos corredores pese a que los sonidos del agua eran algo esencial en el paraíso Fremen los seis hombres atados que se hallaban frente a Muriz no parecían extraer ningún placer del rítmico gotear. En la caverna había el mohoso olor de los destiladores de muertos.

Un muchacho de tal vez catorce años standard salió del corredor y se detuvo de pie a la izquierda de Muriz. Un crys, sin funda lanzó un pálido reflejo amarillo a la luz de la lámpara de especia cuando el muchacho levantó la hoja y apunto brevemente a cada uno de los hombres atados.

— Este es mi hijo, Assan Tariq, que debe pasar su prueba virilidad-. Muriz carraspeó, miró a cada uno de los seis cautivos. Estaban sentados en un irregular semicírculo alrededor de el, sólidamente atados con cuerdas de fibra de especia, las piernas cruzadas, las manos a la espalda. Sus ligaduras terminaban en un apretado lazo en torno a sus gargantas. Sus destiltrajes habían sido cortados a la altura del cuello.

— Entre nosotros los Exorcistas tenemos una prueba especial para probar la virilidad — dijo Muriz —. Un día mi hijo será juez en Shuloch. Debemos saber si estará a la altura de su cometido. Nuestros jueces no deben olvidar nunca Jacurutu y nuestro día de la desesperación. Kralizec, el Padre de las Tormentas, vive en nuestros corazones.

— Te equivocas amenazándonos y manteniéndonos cautivos. Vinimos en plan de paz como ummas.

— ¡Calla, estúpido! Esos son ladrones de agua. Son aquellos que creímos haber eliminado para siempre.

— Jacurutu es mucho más que una historia — dijo Muriz. Señaló de nuevo a su hijo —. Os he presentado a Assan Tariq. Yo soy arifa de este lugar, vuestro único juez. Mi hijo también ha sido entrenado a detectar demonios. Los viejos sistemas son los mejores… Assan, ¿estás preparado?.

— He reflexionado largamente sobre aquella noche, cuando vinieron los hombres y exterminaron a todo nuestro pueblo — dijo Assan. Su voz proyectó una tensa vibración —. Nos deben agua.

— Tu padre te da seis de ellos — dijo Muriz —. Su agua es nuestra. Sus sombras son tuyas, tus guardianes para siempre jamás. Sus sombras te advertirán de los demonios. Se tus esclavos cuando penetres en el alma al-mythal. ¿Qué respondes, hijo mío?.

— Te lo agradezco, padre — dijo Assan. Dio un corto paso hacia adelante —. Acepto la virilidad entre los Exorcistas. Su agua es nuestra agua.

Mientras hablaba, el joven se acercó a los cautivos. Empezando por la izquierda, sujetó al primer hombre por el cabello y le hundió el crys desde debajo del mentón hasta el cerebro. Actuaba hábilmente, derramando el mínimo de sangre. Tan sólo uno de los hombres de blandos rasgos protestó, gritando cuando el muchacho lo sujetó por los cabellos. Los otros escupieron a Assan Tariq según la antigua manera, diciéndole con ello: «¡Contempla qué poco valor doy a mi agua cuando me es arrancada por animales!»

Cuando todo hubo terminado, Muriz dio una palmada con sus manos. Surgieron servidores y empezaron a llevarse los cuerpos, trasladándolos a los destiladores de muertos, donde su agua sería recuperada.

— Ahora eres un hombre — dijo Muriz —. El agua de nuestros enemigos nutrirá a los esclavos. Y, hijo mío, te han sido confiadas tareas importantes — dijo Muriz — Estoy orgulloso de ti.

“Hijos de Dune”, de Frank Herbert

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s