Dune: Jessica y el retorno a Arrakis

Jessica-atreides-dune84

Jessica habia estado mucho tiempo lejos del desierto, de los Fremen y de todo pensamiento que tuviera que ver con Arrakis. Dune. Tomo una respiracion profunda, segura de que el aire de la cabina de pasajeros ya seria mas seco.

Miro hacia la ciudad que se desparramaba mas alla del espaciopuerto, distinguiendo los relieves de Arrakeen. Vio enormes nuevas construcciones. La inmensa Ciudadela de Muad’Dib dominaba la parte norte de la ciudad. Numerosos edificios gubernamentales aparecian juntos a los templos dedicados a Muad’Dib y Alia.

Cuando las puertas se abrieron, olio el polvo en el aire, oyo los susurros de la muchedumbre que esperaba. Un mar de de ropas sucias y rostros cubiertos. Todos habian venido a verla a ella.

-No estoy ansiosa por regresar aqui, Gurney. Nada en absoluto.

El permanecio en silencio en un inutil intento de ocultar sus emociones. Finalmente dijo: -Que es este lugar Paul?. Esto no es Arrakis.

“Dune, Gurney. Siempre sera Dune”, penso Jessica. No se permitio una simple lagrima. Dune no le permitiria “dar agua al muerto”, incluso por su hijo. Ademas la Hermandad evitaba las emociones, excepto para manipular a otros.

-Me retire de este lugar, Gurney, o huí de el?-, pregunto acercandose a la puerta abierta al brillante sol-. Habia esperado pasar el resto de su vida en Caladan. Piensa en lo que este planeta nos ha hecho. Dune tomo a mi Duque y a mi hijo y destruyo todos mis sueños y esperanzas de tener una familia. Dune se traga a la gente.

-Cada persona construye su propio paraiso, o su propio infierno-. Gurney extendo su brazo y ella lo tomo. Activo su escudo personal y salieron-. Te recomiendo que hagas lo mismo, mi Dama. Con el tamaño de esta multitud, puede que no hayan localizado todas las armas

Flanqueado por seis Fedaykines, Stilgar aparecio para escoltarla. Como siempre, aparecio lleno de polvo y con aspecto sombrio. El mismo viejo Stilgar de siempre. -Sayyadina, estoy aqui poara darte proteccion. -Quedo a tu cuidado, Stilgar.

La multitud comenzo a gritar su nombre, cantando, pidiendo bendiciones de Muad’Dib. La perdida de Paul habia dejado un gran vacio en la sociedad Fremen. -Vamos a apresurarnos, puede haber peligro aqui-, dijo Stilgar. “Siempre hay peligro aqui”, penso Jessica. De pronto una explosion convirtio a dos guardias cercanos en fragmentos sangrientos. Stilgar empujo con fuerza a Jessica hacia la terminal, -Vamos, puede haber mas asesinos!. Gurney y los demas Fedaykin se quedaron guardando las puertas…

-Que ha pasado, Stilgar?. Quien quiere verme muerta?. -Algunos solo quieren hacer daño. incluso cuando Muad’Dib vivia, habia mucho descontento, resentimiento y confusion. La gente es debil y no entiende nada. -Y vos sois la madre de Muad’Dib. -Lo soy. Para lo bueno y para lo malo.

“The Winds of Dune”, de Brian Herbert y K.J.Anderson.

Traduccion libre de Danienlared.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s