Dune: La habitacion secreta de Chobyn

chobyn-cientifico-richese

Rund tampoco podía comprender lo que Chobyn había hecho.

Su cerebro estaba inflamado, trabajaba con una eficacia mayor de lo que había imaginado. Flinto Kinnis hacía lo posible por supervisar, mientras Rund registraba todo el laboratorio, sin hacer caso de los demás. Daba golpecitos en las planchas del suelo, en las paredes y en los techos. Inspeccionaba cada centímetro cuadrado.

Se arrodilló ante una juntura situada entre el suelo y el casco exterior de la estación orbital, y reparó en una grieta que destellaba regularmente, apenas una mota de polvo en el ojo. Rund miró hasta que le dolieron los ojos, y recordó cómo un severo maestro mentat le había enseñado a observar. Aceleró sus percepciones, aminoró el paso del tiempo y captó el siguiente destello.

En el momento preciso, Rund pasó a través de la pared.

Se encontró dentro de un cubículo claustrofóbico, que olía a metal y aire viciado. La pared se cerró detrás de él con otro destello. Apenas podía dar media vuelta en la diminuta habitación. La oscuridad cayó sobre él, como si se hubiera quedado ciego. Le costaba respirar. Todas las superficies estaban heladas.

Tanteó en la oscuridad y encontró delgadas hojas de cristal riduliano, pantallas de proyectos, carretes de hilo shiga repletos de datos. Gritó, pero sus palabras rebotaron en las paredes. No podía ver ni oír nada procedente de la habitación principal.

Cuando la pared destelló de nuevo, Rund salió, sereno pero entusiasmado. El director Kinnis le miró.

—Es una habitación secreta, protegida por un campo, pero parece que el campo está fallando. Chobyn dejó mucha información ahí dentro.

Kinnis se frotó las manos.

—Excelente, hemos de recuperarla. Quiero llegar al fondo del asunto. —Se volvió hacia uno de los técnicos—. En cuanto se produzca otro destello, entre y saque todo lo que encuentre.

El técnico se agachó como un gato al acecho, eligió el momento con precisión y desapareció a través de la pared. La habitación se desvaneció de nuevo. Rund y Kinnis esperaron minutos que se convirtieron después en media hora, pero el hombre no apareció. No oyeron el menor ruido, ni pudieron abrir de nuevo el cubículo, pese a que golpearon repetidas veces las planchas.

Vino una cuadrilla con herramientas cortantes y abrieron un boquete en la pared, pero solo encontraron la acostumbrada cámara de aire entre las paredes de la estación. Ni siquiera los escáneres captaron algo inusual en la zona.

Mientras la desesperación de los técnicos aumentaba, Haloa Rund contemplaba la lejanía, con la mente perdida en una proyección casi mentat. Basándose en una variación de las ecuaciones Holtzmann, supuso que el campo de invisibilidad había creado un pliegue espacial alrededor del cubículo secreto.

Cuando la abertura volvió a destellar y se abrió, el técnico se derrumbó a través de ella, con la cara pálida y la mirada perdida, las uñas rotas y ensangrentadas, como si hubiera intentado salir a fuerza de arañar las paredes. Dos hombres se precipitaron a ayudarle, pero el técnico estaba muerto, al parecer asfixiado o congelado a raíz de su extraño viaje.

¿Adonde le había transportado el «destello»?

Nadie se movió, temeroso de recuperar los datos almacenados en el cubículo todavía abierto, hasta que Rund avanzó como en trance. Kinnis emitió débiles protestas, ansioso por obtener la información.

Rund, a sabiendas de que la barrera podría cerrarse de un momento a otro, lanzó pantallas de proyectos, carretes de hilo shiga, hojas de cristal riduliano, que los técnicos corrían a recuperar. Como si su mente estuviera sintonizada con el extraño generador de campo, Rund regresó a la seguridad del laboratorio tan solo segundos antes de que la pared se cerrara de nuevo, tan sólida como antes.

“Dune, La Casa Corrino”, de B.Herbert y K.J.Anderson

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s