Dune (cuentos): Barba de Titanio

sky_pirates_by_thedurrrrian

-Eres una rata traidora. De hecho, eres el primer Atreides traidor que habran conocido los tiempos. Eres la verguenza de tu linaje, y hoy moriras por ello.

Zeus Atreides colgaba de sus pies boca abajo en el centro de una devastada planicie selvatica alfombrada de cadaveres. Habia miles de uniformes Atreides y Vernius manchados de rojo sangre. Pero habia muchos mas de aquellos soldados sin uniformes, de aquel ejercito de desarrapados que casi habia logrado derribar un Imperio. Las bestias de la jungla se estaban dando un buen festin.

Apenas unos miles de supervivientes de aquel gigantesco ejercito pirata seguian en pie, y se preparaban para una resistencia que sabian era inutil. Los refuerzos imperiales habian llegado y no tendrian piedad.

Barba de Titanio, herido en el brazo del sable, apuntaba con un cuchillo a su enemigo.

-Traicion!. No me esperaban aqui enemigos. Me esperaban aliados y amigos!. Nos hicimos hermanos de sangre, bebimos en el mismo craneo la sangre del hijo del emperador. Ibamos a liberar al Imperio de la miserable estirpe Corrino!… Y entonces tu me traicionaste. Traicionaste tu palabra, clavandole por la espalda a tu amigo un cuchillo que empuñaba esa escoria ixiana de Conde Vernius… El ya pago con su vida, y los soldados que le siguieron tambien. Ni un ixiano respira ya el aire de Beakkal

Unos com-ojos apuntaban a un improvisado campamento de la Flota libertaria. Las antiguas banderas, calavera y tibias cruzadas, ondeaban bajo el sol de la tarde de Beakkal. La batalla habia durado dos dias de sangrientos combates. Los defensores habian soportado un ataque continuo de fuerzas hasta diez veces superiores, pero habian caido finalmente por numero. Los refuerzos prometidos no habian llegado, hasta que ya fue tarde.

-Seria facil cortarte la cabeza y mandarsela al emperador como hicimos con la de su hijo despues de la victoria en Poritrin. Pero entonces no tendrias que presentarte ante el con tu verguenza. Que creiste que te daria por derrotarnos aqui?. Cual era tu plan?. La mano de su hija?. Eso te convertiria en el Emperador, verdad?. Mira a ese com-ojo y dile lo que me dijiste a mi. Dile que es tan fea, que quien se casa con ella lo hace por poder, por las concubinas imperiales o por las dos cosas a la vez. Repitele el chiste, vamos!.

Con el pelo largo y barba del color del metal (de ahi su apodo), y vestido de negro a la manera pirata, Barba de Titanio paseaba ante el vencido y sus mandos supervivientes, algunos malheridos. Tras las primeras revueltas populares, alguien llamo a los “Movimientos de trillones” como “piratas”, y a Bruce Castle, un maestro de escuela que se puso al frente de la revuelta popular llegado desde el ventoso Alahir, le hizo gracia. Aparecio vestido a la manera de los piratas de la Antigua Tierra, con una clasica bandera negra prometiendo la muerte de emperador y de su sistema cruel, jurando dar pan y justicia a todos los habitantes del Imperio.

-Mira al com-ojo, maldito Atreides, miralo!. Quiero que esta grabacion de fé de tu traicion. No ante la historia, no confio que los historiadores cuenten la verdad sobre nosotros. No confio que hablen en nombre de los desarrapados, de los esclavos, de los hambrientos de este Imperio, no. No confio que hablen de nosotros como aquellos a los que se unieron hasta rebeldes de la Cofradia Espacial. Navegantes prescientes que veian un futuro mejor se nos unieron. No confio, no… Solo hablaran de una defensa heroica, seguro que si. Alguien un dia ajusticiara a los historiadores, y hara bien!.

Unos miles miraban la escena, muchos no comprendian nada, pero sabian que sobre sus cabezas caeria un infierno de fuego. Sus cruceros aliados habian sido destruidos en orbita y no habia escapatoria de aquellas selvas. El ejercito aliado de Casas del Landsraad del Emperador, dirigido en persona por este y con sed de venganza, no haria prisioneros. Las Casas ademas darian un escarmiento y ejemplo, sobre todo en aquellos planetas donde las revueltas habian tomado el poder.

Barba de Titanio puso el puñal en el cuello de Zeus Atreides.

-Lo facil seria acabar contigo asi de rapido. Pero no…– Se levanto y corto la cuerda que lo sujetaba, cayendo como un fardo. Dio una orden a dos comandates Atreides-. Tomad una de vuestras naves y salid del planeta. Supongo os interceptaran los Sardaukar. Que responda ante quien deba!.- Y escupio al suelo.

Cuando se lo llevaron, se giro desde lo alto y miro al rojo horizonte, donde las fragatas ya empezaban a descender los soldados con los que tendrian que verselas sin esperanza de victoria. Sonrio para si y alzo su sable:

-Camaradas!!. Piratas!!. Hoy aqui se muere!!.

*** Extraido de “Cuentos del Millon de Planetas”, atribuidos a Accadia, Madre Archivera de la Bene Gesserit en Casa Capitular.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s