Dune: El veneno de las Honoradas Matres

 

honorada-matre-dune

-Buenos dias, Futar -dijo Lucilla con un tono alegre. El Futar la miro pero no le hablo.

-Debes odiar estar encerrado en esta jaula.

-No gusta jaula.

-Supongo que tambien te mantienen habriento. Te gustaria comerme?.

-Comer- Una clara muestra de interes.

-Me gustaria ser tu Adiestrador.

-Tu Adiestrador?.

-Me obedecerias si lo fuera?.

El Futar miro a Lucilla con una peculiar intensidad.

-Los Adiestradores, os mantienen enjaulados y hambrientos?.

-Adiestradores?.

-Quiero que mates a la Gran Honorada Matre.

-Matar Dama!.

-Y te la comas.

-Dama veneno.

Ooooh, una interesante informacion.

-No es venenosa. Su carne es igual que la mia.

El Futar se acerco al limite de los barrotes. Su mano izquierda tiro hacia abajo su labio inferior. Dejo al descubierto alli el violento rojo de una cicatriz, con toda la apariencia de una quemadura.

-Mira veneno.

Me pregunto como consiguio eso… Un efecto asesino.

-Era un veneno amargo?.

El Futar hizo una mueca y escupio.

“Casa Capitular de Dune”, de Frank Herbert.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s