Dune (cuentos): Leto y la lluvia

dune__leto_ii_by_grosnez

Sentia inmensos dolores. Su cuerpo ya tenia una forma rechoncha y alargada que alcanzaba los tres metros y medio de largo, y que crecia por dias. Que dias, por momentos!. Sentia que se estiraba como una goma en todo instante. Y luego estaba el grotesco aspecto de sus piernas, que colgaban a los lados y ya no podia mover, pero lo peor es que le dolian terriblemente al poner su peso sobre ellas. Al menos sus manos le eran utiles, para beber fuerte té especiado, aunque poco a poco el agua del té empezaba a resultarle indigesta.

El paso de hombre a gusano era sobre todo dolor. Mejor, asi no tenia que pensar mucho en lo que le estaba sucediendo.

150 años despues de haber asumido a las truchas de arena y su piel, de haber tomado la Senda de Oro, Leto estaba cambiandolo todo. O seria mas apropiado decir que estaba ralentizandolo todo. Su ejercito femenino habia tomado ferreo control de cada planeta. Los viajes estelares se habian reducido de forma importante. las comunicaciones interplanetarias volvian a niveles que no recordaba la sociedad humana. Una tirania por el bien del pueblo. “Una leccion que les dolera en los huesos. Una leccion necesaria”.

Los Fremen le servian, pero su sentido empezaba a carecer de sentido. los viejos decian que los jovenes no entendian nada del desierto. Los sietchs estaban llenos de ancianos. La Bene Gesserit estaba oficialmente tutelada. Leto les racionaba la especia. Habia creado un inmenso almacen secreto. La Cofradia Espacial eliminada como tal… Pronto le llamaron El Tirano. Oficiamente era el Dios Emperador.

Hoy era un dia triste en la Ciudadela de Arrakeen. Leto, incapaz casi de moverse, habia declinado el marchar con el cortejo funebre del Pertubador del Habito, como el lo habia llamado: Farad´n habia fallecido y Ghani acompañaba al verdadero padre de sus hijos. Siempre le cayo bien ese Corrino. Todavia no estaba listo el carro que habia encargado a los ixianos.

El cielo estaba de color plomo. Los Fremen, o lo que empezaba a quedar de esta fabulosa raza de hombres, miraba lo que les cubria la cabeza con miedo y asombro. Muchos sabian que del cielo podia caer agua, porque la Yihad de Muad’Dib les habia llevado a planetas donde habia rios, lagos, mares, incluso oceanos; o planetas helados como un trozo de hielo. Hielo!. Lo que habia era un cielo de tormenta sobre Arrakeen.

Leto no se extraño al ver caer las primeras gotas sobre la explanada del antiguo Templo de Alia, hoy reconvertido junto al enorme agujero que estaban cavando para crear un mundo de catacumbas bajo la Ciudadela. El gusano buscaba donde esconderse bajo las arenas, decian.

Paro durante unos instantes, pero olia a humedad. Se oyeron rezos entre la gente. Un ornitoptero aterrizo y una Habladora Pez salio apresuradamente para comunicarselo a la comandante: Llovia mas alla de la Muralla Escudo. Un mar de agua caia sobre las arenas replantadas. Dune habia cambiado tanto. Ordenes de Leto. Pesara a quien pesara.

Ghani aparecio por la puerta de la sala, vestida de negro funeral Fremen. los años habia hecho de ella una bella mujer adulta, pero siempre reconocia el rostro de la madre de ambas: Chani. Fue hacia el corriendo con lagrimas en los ojos. Esas lagrimas le escocieron intensamente al caer sobre su piel durante el largo abrazo. Pero aguanto.

-Llora hermana, llora sin temor. Mira, Dune tambien da agua al muerto. Que gran homenaje!.

Trono el cielo en ese momento y diluvio durante horas.

*** Extraido de “Cuentos del Millon de Planetas”, atribuidos a Accadia, Madre Archivera de la Bene Gesserit en Casa Capitular.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s