Dune: El experimento de Omnius y Erasmo

dune_genesis__erasmus_by_newatlas7

-Tu nueva esclava ha llegado, el último regalo del titán Barbarroja. Te espera en la sala de estar.

Erasmo levantó sus manos ensangrentadas. Había esperado con impaciencia la llegada de la mujer capturada en Giedi Prime, al parecer la hija del virrey de la Liga. Sus vínculos familiares sugerían una superioridad genética, y ansiaba formularle muchas preguntas acerca del gobierno de los humanos salvajes.

-También la vas a viviseccionar?

Erasmo miró a las gemelas, una ya muerta a causa de la incisión. Una oportunidad desperdiciada.

-Analizar esclavos dóciles aporta resultados irrelevantes, Erasmo. Toda idea de rebelarse ha sido extirpada de ellos. Por consiguiente, cualquier información que infieras es de utilidad militar cuestionable.

Erasmo tenía acceso a miles de años de estudios compilados de psicología humana, pero incluso con tantos datos no era posible obtener una respuesta clara.

-No estoy de acuerdo, Omnius. El ser humano es rebelde por naturaleza. Es una característica inherente de su especie. Los esclavos nunca nos serán leales por completo, por más generaciones que hayan pasado. De confianza, obreros, da igual.

-Sobrestimas su fuerza de voluntad.

La supermente parecía muy confiada.

-Y pongo a prueba tus deducciones erróneas. -Seguro de sí mismo, Erasmo se plantó ante la pantalla remolineante-. Con tiempo suficiente y la incitación adecuada, podría volver contra nosotros a cualquier trabajador leal, incluso al humano de confianza más privilegiado.

La supermente estaba segura de que sus esclavos seguirían siendo dóciles. Quería que el universo funcionara con eficacia, y no le gustaban las sorpresas ni las reacciones imprevisibles los humanos de la Liga.

-Propongo un experimento para determinar la respuesta correcta: Tú eliges al azar a un grupo de individuos que parezcan leales, y yo demostraré que puedo volverlos contra las máquinas pensantes.

-Qué lograrás con eso?

-Demostrar que es imposible confiar hasta en los humanos más fiables. Es un defecto fundamental de su programación biológica. No te parecería una información útil?

-Sí, y si tu aserción es correcta, Erasmo, nunca más podré confiar en mis esclavos. Tal resultado exigiría el exterminio de toda raza humana.

Erasmo se sintió inquieto. Tal vez había quedado atrapado en propia lógica.

“La Yihad Butleriana”, de B.Herbert y K.J.Anderson

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s