Dune (cuentos): La distraccion

infiltrados

-Nos veremos en el exilio.

-…O en una celda.

Se prepararon para traspasar la linea que definiria su futuro. La ciudadela de Leto estaba muy bien protegida, asi como los secretos del Dios Emperador. Equipados para la infiltracion, y esperando que el plan funcionara a la perfeccion, Lister y su compañero se colaron con intencion de robar algo que ayudara a cambiar el mundo.

Huian con la Habladoras Pez pisandoles los talones. Se colaron hasta un segundo nivel por la via esperada de entrada y salida, pero habian sido descubiertos. Lister habia tomado un par de discos y tres o cuatro hilos shiga del despacho de Moneo, pero desconocia su contenido. Quizas fuera importante, quizas no fuera nada.

Corrieron por el bosque con las “putas del Gusano” disparando a ciegas. Habia sido buena idea aprovechar aquella noche sin luz de luna. Se parapetaron tras un murete. Y tomaron aliento.

-Quien trazo este loco plan!?. Nada estaba donde decian los planos, nos han engañado. Nos hemos metido en la boca del lobo y le hemos despertado para que nos coma!!.

-Debo confesarte algo, Lister: Hemos sido una distraccion. Un primer grupo de infiltracion. El que menos posibilidades tenia de exito de los dos. El grupo de Siona tambien se ha infiltrado y ya habran salido. Deben estar ya en lugar seguro. Si morimos esta noche, lo haremos con la satisfaccion del deber cumplido– dijo riendo.

Lister le miro asombrado y en panico. Agarro del cuello a su compañero con ganas de asesinarlo el mismo.

-Nos torturaran con la satisfaccion del deber cumplido, necio!. Nos querran vivos para sacarnos toda la informacion. Tienen metodos de sobra para ello. Quizas el mismo Dios Leto quiera torturarnos en persona como diversion por esta osadia.

-Hay otra solucion, una definitiva-, dijo sacando de un bolsillo un par de pastillas azules y tendiendole una-. Se pone debajo de la lengua y en unos segun

-Pero que clase de loco juramentado eres!?-, dijo arrojando la pastilla lejos mientras alguien descargo municion contra el muro que les parapetaba-. Como has podido meterme en este lio!?.

-Tu ya sabias los riesgos cuando entraste en la organizacion. Ahora toca apechugar. Seremos heroes.

-Heroes?. Nadie se acordara de nosotros, idiota.

-Si, si acabamos con el maldito gusano. No hay otros, somos los unicos capaces. O nosotros o tres milenios mas de tirania. Con quien estas?… Vamos!– dijo mientras soltaba una rafaga y salia corriendo descendiendo el terraplen. Su compañero le siguio agachando la cabeza y esperando que le alcanzara un impacto en cualquier momento, pero llego a la espesura. Viviria un rato mas.

Sigueron avanzando por el tupido bosque en la oscuridad, oyendo las voces de sus perseguidoras. Los ornitopteros les sobrevolaban sin localizar exactamente su posicion.

-Aun tenemos una posibilidad, llegar al Rio Idaho y que nos pierdan alli.

Lister sabia que las posibilidad de morir ahogado en el Idaho era muy alta, y mas de noche. pero era la unica escapatoria. Y estaba cerca, era posible llegar. -Adelante!.

-Maldita raiz de este arbol hijo de p…!!!. Creo que me he partido la pierna. Mierda!!!. Tan cerca...- Bramo mas de rabia que de dolor-. Dejame aqui, chico. Dame tu municion y te cubrire mientras pueda. Corre!.

Lister no tenia tiempo de discutir, se oia a las Habladoras Pez cada vez mas cerca, y le tendio las armas como le pedia. Se sentia ya el rio al fondo y no debia llevar mas carga que lo robado.

-Como te llamas?. Ni siquiera se eso. Y tu si sabes mi nombre. Ire a ver a tu familia o a tus amigos… -No hay familia a la que ir a dar el pesame… Y llamame “Camarada”, con eso sera suficiente. -Suerte, “Camarada”.

Lister escuchaba los gritos del “Camarada” llamando a gritos a sus perseguidoras, a las que insultaba y amenazaba para atraerlas y darle tiempo a escapar.

Avanzo hasta la negrura del agua helada y se sumergio de golpe. la adrenalina atenuo el frio. Debia alcanzar la otra orilla contra la corriente antes de llegar a la Gran Cascada. Era dificil, casi imposible, pero aquella noche era para heroes que querian cambiar el mundo.

Nado sin mirar atras.

*** Extraido de “Cuentos del Millon de Planetas”, atribuidos a Accadia, Madre Archivera de la Bene Gesserit en Casa Capitular.

3 Respuestas a “Dune (cuentos): La distraccion

  1. muy buena tu pagina daniel , te qeria consultar
    de que libro es este cuento??

    • Estos cuentos vienen de Accadia, madre archivera de la Bene Gesserit, y me llegaron tras una rocambolesca historia que algun dia contare por medio de la Cofradia Espacial

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s