Dune: El mek prisionero de Torondo

mek-maquina-pensante

“El Lider Torondo me hizo llamar”, le dijo Gilbertus por si ella no estaba al tanto. Anari se hizo a un lado dejandole pasar. “Le estabamos esperando”.

Manford estaba sentado en una gran silla a palanquin, donde parecia todo un magistrado. La mesa tapaba sus piernas perdidas. Gilbertus estaba ante el lider butleriano, pero centro su atencion en el enorme robot-mek de combate que estaba tras el, pegado a la pared de piedra -un poderoso modelo de armas reforzadas y hojas afiladas, ademas de circuiteria protegida. Un destello de luz en los sensores faciales del mek mostraba que estaba activo, pero con un bajisimo nivel de energia. Estaba envuelto en cadenas.

Gilbertus sabia que el mek de combate era suficientemente fuerte para romper esas cadenas, pero asi Manford se sentiria mas comodo. El lider butleriano queria mostrar al mek como su prisionero, y asi probar su superioridad.

“Este es un poderoso robot de combate, Director. Como su famoso contemporaneo, el robot independiente Erasmo, ha sido derrotado”.

“En Ginaz, los Maestros Espadachines entrenabamos contra meks. Los destrozamos por miles”, dijo Anari.

“Reconozco el diseño. Los estudiamos en la Escuela Mentat, para que mis estudiantes puedan entender y analizar al enemigo de la Humanidad”, dijo queriendo mantener un tono neutral. “Pero usted me requiere para que los destruyamos a todos. Que hace este aqui?”.

“Servir a mis propositos”, dijo con voz dura Manford. “Voy a usarlo en la Corte Imperial, y demostrar a toda Salusa Secundus -a toda la humanidad, de hecho- que los humanos son superiores a las maquinas en todos los aspectos”. Manford miro al mek como si le fuera a responder, pero no lo hizo.

“Mis Mentats han demostrado su eficiencia a su servicio. Muchas veces, de hecho”. “Y uno de sus Mentats le demostrara de nuevo al Emperador Salvador que es asi. Este mek cautivo aun esta funcional. Pretendemos llevarlo al Palacio Imperial y alli, ante todos, un Mentat jugara una partida de ajedrez piramidal contra esta Maquina Pensante. Cree que un Mentat podria derrotar a este robot?”. La voz de Manford mantuvo un tono casi de amenaza.

“Nadie puede predecir en absoluto el resultado de un juego de estrategia, pero si, mis Mentats pueden enfrentarse a cualquier Maquina Pensante. Ademas, la intuicion humana podria darnos una ventaja en esta competicion”.

“Exactamente lo que esperaba. Sera una importante actuacion, el hombre contra la maquina… Director, elija un Mentat de su escuela para que viaje con nosotros a Salusa. El robot sabe que si es derrotado, le destruiremos”, dijo Manford.

“Ya que el robot no ganara, su destruccion esta asegurada”, dijo Gilbertus sabiendo que si derrotaba a uno de sus estudiantes, este lo asesinaria por despecho, y despues destruiria al robot de todos modos en venganza.

“Cree que el mek quiere vivir, Mentat?. Tiene ese tipo de conciencia?”, pregunto.

Gilbertus miro al robot. “Es una maquina -no quiere nada. No tiene alma. Pero los meks tienen poderosas habilidades defensivas y un programa de superviviencia automatico. Querra permanecer intacto”.

Gilbertus observo que el mek estaba manufacturado en Corrin. Es posible que llevara en su nucleo interno alguna memoria de aquel tiempo con Erasmo y eso le pusiera en peligro. Y si reveleba su secreto?.

“Cualquiera de mis estudiantes me hace sentir orgulloso, Lider Torondo. Pero yo estoy aqui ahora. Acepto el reto personalmente”.

“Mentats of Dune”, de B.Herbert y K.J.Anderson.

Traduccion libre de Danienlared.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s