Los años sangrientos (3)

barco-combate-naval

En el mar, dos galeazas de Thyatis, con sus falconetes, causaron serios daños a tres carracas de la Armada Oscura cerca de Rugalov, mientras los barcos de la Flota Unida de Soderfjord, Vestland y Ostland avanzaron contra el enemigo al sur de Ierendi, en un movimiento envolvente: 5 cocas se enfrentaron a 3 carracas del Caos y 2 cocas de apoyo. Tras un incesante cañoneo por ambas partes y lluvias de saetas y flechas incendiarias, y sin que se llegaran a producir abordajes, la batalla acabó en tablas (cada bando perdió una embarcación). En la bahía de Fortdoom, el decimoquinto día de Kâl (abril), una galera de Vilaverde y otra de Teixeiras fueron hundidas por el cañoneo de 4 cocas de Von Hendrinks, que ya incorporaban cañones de calibre algo más grueso que los falconetes, pudiendo por tanto causar daños en el casco de los bajeles enemigos y, debido a ello, mandarlos al fondo del mar de Dread.

   En tierra firme, el mes se cerró con sendos intentos caóticos de apoderarse de Verge y Threshold, pero el desgaste del mes, pródigo en batallas, y los refuerzos darokineses recién llegados de Akorros y Dolos impidieron a los orcos y kobolds cumplir sus propósitos, siendo detenidos a pocas leguas de ambas ciudades.

Volviendo a la guerra naval, y ya en el mes de Isêl (mayo), Thyatis desencadenó una ofensiva que le llevó a tomar la isla de Alfe, que es la más oriental de los Minrothad Guilds. 6.700 hombres participaron en la operación, y la Infantería de Marina del almirante Kiff debió embarcar en retirada. Paralelamente, en retaguardia, tuvieron lugar dos hechos importantísimos: el primero, se inauguraron unas colosales atarazanas en Tel Akbir, relevante ciudad portuaria de Thyatis, para fabricar galeazas, carracas y cocas; y la segunda, en Zeaburg (capital de Ostland), y Norrvik (capital de Vestland), comenzaron a funcionar unas impresionantes fundiciones para fabricar culebrinas, un tipo de cañón más potente que los usados por la Armada Oscura, y bombardas, para atacar fortificaciones en tierra desde los barcos. Este salto tecnológico tuvo una importancia decisiva en el desarrollo y desenlace de la guerra en el mar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s