Dune: Asesinando a Manford Torondo

manford-torondo-butlerianos

Taref observo al carguero ascender hacia el cielo color limon y decidio que habia dejado su trabajo de lado demasiado tiempo. El podria encontrar hombres jovenes o mujeres con ojos centelleantes mirando hacia el cielo imaginando una vida mucho mejor en algun otro lugar. Taref les diria todo lo que quisieran oir, todo lo que él hubiera querido oir…

Entonces un milagro ocurrio en las calles.

Una mujer musculada avanzaba a traves de Arrakis City con el tronco de un hombre cargando sobre sus hombros. Estaban acompañados por una compañia de desafiantes y desaliñados seguidores, cada uno portando el emblema de una pieza de maquina sujeta por un simbolico puño, el emblema de los Butlerianos.

Taref observo. Este era el lider Butleriano, el hombre al que el Directeur Venport aborrecia, el fanatico que habia causado tantos desordenes… el hombre al que Venport queria muerto, de cualquier modo. Supo inmediatamente que debia hacer.

Aunque no tenia ningun interes en la politica, respetaba su lealtad con Josef Venport, y Venport queria la cabeza del monstruo barbaro que queria destruir el futuro de la humanidad. Los enemigos del Directeur eran los enemigos de Taref.

Manford montaba sobre los hombros de Anari Idaho, y era un blanco perfecto. Taref no podria jamas luchar con la Maestra Espadachin, ni siquiera con su daga de diente de gusano, porque a demas sabia que los Butlerianos podrian llevar un escudo personal.

Taref no trazo un plan, no penso en como escapar. Solo reacciono. Ya tenia la sangre de muchos miles en sus manos por las naves que habia saboteado. Pero este hombre, valia mas que todos ellos juntos.

Taref tenia su pistola Maula cargada y disparo. El proyectil alcanzo a Manford en la cabeza, atravesando su craneo y desperdigando sus sesos y sangre sobre sus sorprendidos seguidores. El lider se derrumbo, sujeto solo por el arnes que llevaba la Maestra Espadachin.

Todo el mundo estaba mirando hacia el lider Butleriano y la pistola apenas habia realizado un clack. Taref dejo caer el arma y se mezclo entre la multitud. A pesar de la emocion por lo que habia realizado, se obligo a seguir moviendose. Afortunadamente, sus ropajes polvorientos del desierto eran comunes en las calles.

La gente aun estaba en shock. La Maestra Espadachin portaba el cuerpo como si de una muñeca se tratara. Otros Butlerianos gritaban, sin saber quien habia disparado a su lider. Algunos extra-arrakenos incluso le daban agua al muerto, dejando caer lagrimas por sus polvorientas mejillas.

Taref no se quedo a mirar. Sabia que el Directeur le recompensaria por este acto mucho mas que si hubiera reclutado cien avidos voluntarios. Decidio usar la linea de credito de VenHold para darse una buena comida y dormir en una cama. Despues, saldria en el primer transporte.

“Mentats of Dune”, por B.Herbert y K.J.Anderson

Traduccion libre de Danienlared

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s