Dune: El primer uso de la Voz

valya-harkonnen-velo

Valya habia estado practicando una nueva tecnica que habia descubierto desde que se habia convertido en Reverenda Madre, una manera de influenciar a la gente usando su voz para manipular la voluntad de las personas. Ahora estaba satisfecha por lo efectiva que esta orden estaba siendo, incluso en la Hermana Mentat. “Arrastrate hasta alli”. Fue como darle un empujon invisible.

Olivia se quedo congelada un instante, y despues, como si una mano invisible la empujara, se coloco en la entrada abierta del tunel. Parecio sorprendida por su reaccion y estuvo a punto de dar la alarma, pero se repuso y comenzo a arrastrarse por el tunel. Viendo la reaccion de Olivia, Valya sintio una sensacion de poder.

Analizo lo que habia hecho, tratando de memorizar la compulsion que habia puesto en su voz. Se sintio impulsada por el poder de las Otras memorias que llevaba consigo -dandose cuenta que el sonido de su garganta al poner la Voz, tenia similitudes con la cacofonia de las Otras Memorias que oia en su mente, un estruendo ruidoso pero bajo procedente de las las mujeres ancestrales. Ella podia enlazar la compulsion de su voz con los retazos unidos de lo que conocia de Olivia. Y la mujer respondio justo como ella esperaba.

Valya sonrio, sabiendo que debia practicarlo con mas intensidad. El estudio de aquello podria llevarle tiempo. Olivia, en voz baja respondio: “Los contenedores estan aqui, los componentes aun estan sellados en las bolsas de polimero”.

Valya sintio alivio, pero queria darse prisa. Intento usar la Voz de nuevo, pero sin imponer tanta fuerza en el efecto esta vez, dirigiendose a dos de las Hermanas-comando, Ulia y Stancy. Añadio solo un ligero empuje para ver que podia ocurrir. “Ayudad a Olivia a mover los componentes. Traedlos fuera con sumo cuidado. Cargadlos en los suspensores y volveremos hacia la lanzadera. Debemos estar fuera antes del amanecer”.

Las mujeres salian del tunel rebozadas de esporas y suciedad. Las Hermanas hablaban en susurros, no por miedo a que les detectaran los guardias del Imperio, sino porque la camara del cenote parecia guardar las memorias de algo misterioso. Cuando salieron a la selva en la oscuridad, las nubes cubrian el cielo, ocultandolas mas aun. Tenian menos de una hora para llegar a la lanzadera camuflada.

“Mentats of Dune”, de B.Herbert y K.J.Anderson.

Traduccion libre de Danienlared.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s