Dune: La Hermandad llega a Wallach IX

bene-gesserit-by-tarotmaster

Gracias a su influencia, Josef Venport habia permitido a su esposa que diera santuario a Raquella y las Hermanas. Cuando dejaron Rossak, a las mujeres se le habia permitido solo llevarse algo de ropa y algunos objetos personales, que fueron inspeccionados. A pesar de que todas las copias del Libro de Azhar habian sido destruidas, Raquella sabia que muchas de sus Hermanas misioneras tenian sus copias; diez Hermanas-mentat, que habian recibido instruccion en la Escuela de Lampadas, ya habian memorizado el texto.

Los programas de reproduccion y los ordenadores desmantelados seguian ocultos en el cenote de la selva profunda, donde se mantendrian a salvo e intactos mientras las Hermanas estuvieran en el exilio. Una vez las Reverendas Madres organizaran su nuevo hogar, todo seria recuperado.

La nave de la VenHold descendio a traves del claro cielo a un planeta que era frio, pero que mantenia correctas condiciones de vida. Un nuevo santuario, un lugar donde Cioba aseguraba que nadie le prestaria atencion. Los fondos de la Hermandad habian sido absorbidos por el sistema bancario de VenHold. Era una fuerte alianza que Raquella no habia esperado, pero que apreciaba por su gran valor.

Acompañada por veintiocho seguidoras, Raquella haria que Venhold enviara alli, si las condiciones lo permitian, a mas Hermanas que permanecian leales a ella. Se sentia obligada ante cada una de ellas, darles una nueva base de operaciones donde reconstruir la Escuela. Wallach IX fue un mundo sincronizado, donde reino por un tiempo el traidor humano Yorek Thurr. Fue destruido nuclearmente por la Armada de la Yihad un siglo atras.

La nave aterrizo en un antiguo campo de aterrizaje de las maquinas. Un numero de edificios asomaban alrededor, muchos derrumbados. En la distancia, Raquella vio bosques dispersos, y una linea de picos nevados. El hielo de las colinas cercanas reflejaba la luz del sol blancoazulino de Laojin. Las proyecciones hablaban de un planeta lluvioso y frio.

Raquella descendio por la rampa arropada en su capa. Sintio el viento helado, que cortaba como un cuchillo su piel. Nubes negras se cerraron y descargaron rapidamente, lo cual les hizo resguardarse en el edificio mas cercano. Era un entorno tan diferente a las selvas humedas de Rossak. Aqui, las Hermanas podrian continuar sus entrenamientos en secreto, aunque ahora, se debian preocupar solamente por sobrevivir… pero pronto, la Hermandad lograria mucho mas que eso. Miro a las suyas, y proclamo:

“El Directeur Venport nos aseguro que este lugar es seguro. Creo que hemos encontrado nuestro nuevo planeta-hogar”.

“Sisterhood of Dune”, de B.Herbert y K.J.Anderson.

Traduccion libre de Danienlared.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s