Dune: Mentats of Dune. Adelanto capitulo (II)

image

Manford podia sentir que Anari estaba ansiosa por comenzar el ataque a Dove´s Haven, pero ella nunca hablaria cuando no tocara y con otros presentes. Anari solo le expresaba sus opiniones reales cuando estaban solos, a menudo mientras ella le masajeaba sus doloridos hombros, le daba aceite por el cuerpo o le ayudaba en el baño. Aunque ella podia expresar lo que se le pasara por la mente alli, el nunca recordaba desacuerdos, excepto con el tema de su seguridad personal, en lo que Anari era inflexible. Ahora, simplemente pronuncio: “La mente del hombre es sagrada”. Los Maestros Espadachines mas cercanos repitieron sus palabras con un murmullo.

Manford se enderezo en el arnes. “Acepto su generosa donacion a nuestro movimiento, Directeur Escon. Las naves y el combustible seran bienvenidos”. El magnate naviero taconeo los pies, y Manford penso que no habia prometido donarle todos los gastos. Aun asi, el lider Butleriano no se retracto de haber aceptado la oferta.

Sus soldados apelotonados estaban descansando en la fria oscuridad, empuñando sus garrotes, cuchillos y lanzas. Manford no habia prohibido llevar armas de fuego, pero este grupo no necesitaba aquellas armas contra la gente de Dove´s Haven. El amanecer llegaria pronto y debian moverse.

Escon aun continuaba con la conversacion. “Pero… cuantas de mis naves seran necesarias, señor?. Entendi que ya dispone de naves propias, naves decomisadas del Ejercito de la Yihad?. Regalos del Emperador Corrino?”. “Son ciento cuarenta naves de guerra, Directeur, y las necesito para asuntos militares, no para carga o transporte de peregrinos. Mantengo solo cuatro aqui en Lampadas. Las otras estan dispersas para demostrar nuestra fuerza  y apoyar planetas que han aceptado mi causa. Sirven como recordatorios necesarios”.

Escon aclaro su garganta y se armo de coraje. “Si pudiera, Lider Torondo, quizas podria permitir una cargamento especial en cada vuelo para la numerosa causa Butleriana?. Eso ahorraria costos necesarios que permitiria mantener mis naves y expandir rutas para apoyar su trabajo sagrado. Incluso mejor, si avalara publicamente EsconTran frente a nuestros competidores, que pueden ser corrompidos secretamente por los amantes de la tecnologia…”.

Anari se cambio de posicion, demostrando que se aburria de estar alli de pie. Manford considero su idea. “Y cual es el record de seguridad de su compañia, Directeur?. Hay informes de tragicos accidentes en su flota, naves que se han perdido por errores de navegacion”. Escon le quito importancia rapidamente. “No usamos maquinas pensantes, Lider Torondo, lo hacemos lo mejor posible. El viaje espacial nunca ha estado libre de accidentes. Un jinete tambien puede caerse del caballo”. Dejo escapar una risita. “Como porcentaje del total de vuelos espaciales, nuestras perdidas son minusculas”. “Cuales son los datos, exactamente?”. “Yo… yo podria revisar los datos”. Escon sonrio como si una idea hubiera venido a su mente. “Avalando mi compañia, demostraria a todos que Dios esta de nuestra parte. Seguro que mejoramos asi el record de seguridad”.

Manford no pudo replicar a eso. “Muy bien, el acuerdo esta cerrado, y eso concluye nuestra negociacion. Tengo otras obligaciones aqui y ahora”. Miro hacia delante y puso una mano cariñosamente sobre el pelo corto castaño de Anari Idaho. “Ya es hora de que terminemos este desagradable negocio en Dove´s Haven, y podremos volver al trabajo habitual”.

La luz del amanecer se extendia como venas de sangre por el cielo. Los seguidores de Manford estaban cargados de adrenalina, la droga de los justos. El Directeur Escon estaba ansioso por marcharse, pero permanecia alli no queriendo ofender. Un hombre vestido de oscuro se adelanto hacia Manford, ignorando al Directeur. “Nuestro primer grupo ha alcanzado el asentamiento, Lider Torondo. Uno de nuestros guerreros esta situado en el campanario, listo para despertarlos a todos y que sean testigos”. “Gracias, Diacono Harian“.

El ceñudo y fuerte mayordomo de Manford era un icono de implacabilidad asi como la personificacion de los ideales Butlerianos. Los abuelos de Harian habian sobrevivido a la esclavitud de las maquinas en el planeta Corrin, y estuvieron entre los muchos desesperados refugiados rescatados del Puente de los Hrethgir durante la legendaria batalla final contra Omnius. Mientras Manford a menudo rezaba a un pequeño icono con el rostro de Rayna Butler, el Diacono Harian preferia estudiar los registros historicos, imagenes tomadas durante la carga salvaje de rehenes humanos usados como escudos por las maquinas pensantes, hasta que el gran heroe Vorian Atreides no se dejo engañar por el farol de Omnius.

“Mentats of Dune” de B.Herbert y K.J.Anderson.

Ver parte I y III

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s