Dune: Los gemelos del titan Agamenon

gemela-agamenon-by-enos

Mientras la destruccion continuaba, Ellus y los otros dos Maestros Espadachines continuaron su camino hacia el centro del complejo cymek, una camara de pesadilla rebosante de maquinaria y tecnologia prohibida. Cual habia sido la razon por la que las maquinas pensantes habian querido aniquilar este lugar?. Que secretos ocultaba la Titan Juno?.

Encontraron una gran ventana de plaz que daba a una camara acorazada. Dentro, observo dos formas de pie: las figuras de una hombre y una mujer. Los dos tenian correas y mordazas puestas, y les mantenian prisioneros. Ambos parecian petrificados, con una capa de escarcha sobre la piel desnuda. “Esta pobre gente, ha sido victima de experimentos”, penso. Busco la manera de abrir la puerta sellada, que no podia ser tirada con mazas. Afortunamadamente, aunque sabia poco de tecnologia, los controles eran intuitivos, como si un pequeño demonio de las maquinas quisiera cooperar con ellos.

-Manford querria que nos los llevaramos para darles una sepultura adecuada, dijo Kelian quitandoles las correas. -La mente del hombre es sagrada, respondio Alon, el otro Maestro espadachin… De pronto, los dos cuerpos abrieron los ojos a la vez, tomando una respiracion. Con un grito, Ellus corrio a agarrar a la mujer antes de que se cayera, pero esta le aparto con fuerza. El hombre avanzo hacia ellos.

-Ha sido mucho tiempo esperando. Han sido decadas o … siglos? -pregunto. -Estais a salvo. Quienes sois? -pregunto Ellus. La mujer joven hablo: -Soy Hyla, y este es mi gemelo Andros. Somos libres ahora?-. Los Maestros espadachines les condujeron fuera de la camara. -Ya no existe Omnius ni las maquinas pensantes. Todos los cymeks fueron destruidos. Vencimos!. Vuestra pesadilla ha acabado-, respondio Kelian. -Por suerte os encontramos a tiempo. Ibamos a demoler toda esta base -añadio Ellus. Andros respondio: -No deberiais hacer eso

Un momento de furia, como una tormenta de polvo, cruzo la cara del joven. Su rostro palidecio, tomando un tono metalico, como si mercurio le fluyera bajo la piel. Andros puso recta la mano, que se puso rigida como el acero, y lanzo un golpe de karate que decapito limpiamente al Maestro espadachin. Antes aun que la sangre manara del cuello de Alon, la mujer entro en accion, lanzando un golpe sobre el pecho de Kelian, que le destrozo el esternon y la espina dorsal. Ellus tuvo tiempo de agarrar su espada, pero Hyla rompio la hoja al chocar con su cuerpo metalico, dislocando ademas del golpe el hombre de Ellus. Habia sido entrenado en Ginaz contra cymeks de combate, pero nadie estaba preparado para aquellos gemelos.

… Hyla observaba al paralizado Ellus, con su mirada joven, hermosa, pero inhumana. El Maestro espadachin mientras oia los gritos de los Butlerianos que iba encontrando por los pasillos y camaras del complejo. Ninguno tuvo una oportunidad.

Hyla se acerco a su rostro y dijo: -Somos los hijos de Agamenon. Mi hermano y yo hemos aguardado aqui durante decadas con nada que hacer, excepto esperar. Ahora, antes de matarte, cuentame exactamente que ha pasado estos años. Necesitamos saberlo… Cuentame… – ordeno Hyla mientras extendia su dedo indice y jugaba con el ojo de Ellus.

“Sisterhood of Dune”, de B.Herbert y K.J.Anderson.

Traduccion libre de Danienlared

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s