Dune: Exterminio humano en la Tierra

cymeks-exterminio

“La Yihad Butleriana se inicio por culpa de una estupidez. Un niño fue asesinado. La desolada madre ataco a la maquina no humana que habia provocado la absurda muerte. Al poco, las masas se entregaron a la violencia mas desenfrenada, que llego a ser conocida como Yihad” (Primero Faykan Butler. Memorias de la Yihad).

Lo fundamental habia sido elegir el momento. Durante meses, Iblis habia aleccionado a sus cuadrillas y esperado la señal prometida que lanzaria una revuelta violenta y coordinada. Pero habia intervenido algo mas, un acontecimiento de proporciones incalculables. El asesinato de un niño humano cometido por una maquina, y la escena increible de la madre atacando y destruyendo a un robot… Oyo a su alrededor gritos, el ruido de cristales al romperse, pies que corrian. No era preciso manipular a los enfurecidos esclavos. Ardian en deseos de rebelarse…

… La Tierra continuo siendo la llama de la rebelion, aun sin la presencia del carismatico Iblis Ginjo. En el corazon de la lucha, el subordinado del pensador, Aquim, intentaba conservar viva la resistencia y organizar el mal planeado combate contra el desquite cada vez mas violento de Omnius. La situacion le estaba desbordando. Las masas gobernaban con muy poco liderazgo. Los rebeldes, sorprendidos por el descubrimiento de que se habian liberado tras siglos de opresion, carecian de objetivo. Solo les movia una sed de venganza desmesurada…

… La supermente concedio libertad de accion a sus cymeks, activo su ejercito de guerreros robot. Todo el planeta se convirtio en un campo de batalla… y poco despues en un osario. Las maquinas no estaban programadas para perdonar. Agamenon y sus cymeks arrasaron sin piedad poblaciones enteras. Los cimeks lanzaron gases venenosos, chorros de acido y lenguas de fuego liquido. Escuadrones de exterminio se trasladaron desde edificios destripados a aldeas miserables. Quemaron cosechas, destruyeron centros de distribucion de alimentos. Hasta los supervivientes de la matanza moririan de hambre al cabo de pocos meses. Diez mil esclavos pagaron con sangre por cada robot o cymek destruido. Ningun humano podria escapar con vida…

… Sin la menor emocion (tan solo con el deseo de solucionar un problema), Omnius decreto la aniquilacion total de la vida humana en la Tierra. Sus fuerzas roboticas procedieron sin tregua, y se dedicaron a la tarea con pocos impedimentos. La sangre derramada por Ajax en Walgis no habia sido mas que un breve preludio. Despues de que la supermente decidiera que los humanos ya no le servian de nada en este planeta, llego a conclusiones similares para los demas Planetas Sincronizados. Aunque los humanos habian creado a las maquinas pensantes, los indisciplinados seres biologicos siempre habian causado excesivos problemas. Por fin le daba la razon a Agamenon, que llevaba siglos exigiendo una solucion final. Omnius extinguiria la especie humana…

… Los cuatro titanes supervivientes, con la ayuda de neocymeks, dedicaron meses a perseguir y exterminar a la poblacion del planeta. Ni una sola persona sobrevivio en la Tierra. El derramiento de sangre fue inenarrable, y fue grabado casi en su totalidad por los ojos espia de la supermente.

“La Yihad Butleriana” de B.Herbert y K.J.Anderson.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s