Dune: Retrato del Predicador

el-predicador-sam-carr

Se hacia llamar El Predicador, y mucha gente de Arrakis, presa de reverencial temor, pensaba que podia ser realmente Muad’Dib de regreso del desierto, no muerto en absoluto. Muad’Dib podia estar vivo; acaso alguien habia visto alguna vez su cuerpo?. Claro que, quien habia visto nunca algun cuerpo de los que se tragaba el desierto?. Pero… Muad’Dib?.

Pero… Como Muad’Dib, El Predicador era ciego; sus orbitas eran negras y estaban cauterizadas de un modo que tan solo podia causar un quemador de piedras. Y su voz poseia aquella misma fuerza compulsiva que exigia una respuesta desde lo mas profundo de uno…. El Predicador era delgado, su rostro estaba curtido y lleno de arrugas, sus cabellos eran grisaceos. Pero el desierto profundo hacia esto con la mayoria de la gente… (“Hijos de Dune”, de Frank Herbert).

Ilustracion de Sam Carr. Via Hunterseeker.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s