Dune: Stilgar resucitado

dune-stilgar

-No estoy seguro de que podamos cruzarlo -dijo Burbage, el hombre de más alto rango entre las tropas de Caladan de Stilgar-. Es la estacion equivocada. -Muad’Dib no puede hacer el seguimiento de cada estacion en todos los planetas de su imperio -dijo Stilgar-. Nos envio aqui para acabar con un nido de viboras. Quieres que le diga que va a tener que esperar?…-. Burbage parecia mas abatido que intimidado. Se toco una marca larga y delgada en la mejilla. -Me hice esta marca durante la Segunda Guerra de Asesinos del Duque Leto, haciendo frente a los caballos de combate del vizconde Moritani. He seguido las ordenes de los Atreides desde mucho antes que mi Señor Paul se convirtiera en el hombre al que tu llamas Muad’Dib. Encontrare un paso

La corriente parecía engañosamente inmovil. -Profundo y frio-. Burbage levantó la voz a las tropas Caladan-. Yo se nadar y el frío no me molesta. Vamos?-. Sus hombres se animaron, y Stilgar se vio atrapado en su confianza. El ruh-yak de Burbage entro en el agua con un gran “splash”, y otros Caladonianos le siguieron, gritando como si fuera un juego. En cuestion de segundos decena de bestias se había sumergido. Rápidamente el agua se hizo demasiado profunda para las bestias, que comenzaron a nadar.

Stilgar, Elias y sus Fremen se vieron atrapados en la carga. Algunas de las tropas Caladan ya habian cruzado, varios hombres se habian caido de sus monturas y se empapaparon. Se salpicaban desde la orilla, riendo, tirando a algunos de sus compañeros al agua. Estos soldados habian nacido y crecido en torno al agua, habian aprendido a nadar con la misma facilidad que caminaban. Pero Stilgar mostro su preocupacion por la rapida corriente. Elias se cayo de su ruh-yak y se agito rio abajo, gritando por ayuda. Burbage grito pidiendo cuerdas y nadadores para salvar a los Fremen que caian…

Stilgar trato de acercarse lo suficiente para ayudar a Elias, pero su propio ruh-yak se deslizo bajo el agua. Stilgar se hundio y en lugar de dejar escapar un grito, trago e inhalo una bocanada de agua del rio. Empezo a toser y jadear sin control. El peso de la mochila pesada tiraba de él hacia abajo. Su ruh-yak trato de deshacerse de su jinete… Se encontro a la deriva, con la ropa empapada y pesada.

La frialdad del agua se acomodó en su pecho, apretando los pulmones como un puño de hielo. Algo le agarro poderosamente del hombro como la garra de un monstruo bajo el agua. Una rama de arbol. Enredado en ella, no podia ascender para respirar. A medida que su necesidad de aire se hizo mas y mas desesperada, se olvido de todo. Su vision se oscurecio. Tenia que respirar. Stilgar estiro los brazos hacia la luz del sol, tratando de liberarse, pero al final no tuvo mas remedio…

Se desperto con el sabor del agua y la bilis en su boca. Burbage presionaba la parte superior del estomago Stilgar, haciendole vomitar y forzando el agua de sus pulmones. Un desaliñado Elias le miraba profundamente preocupado… Stilgar se dio la vuelta, tosio y escupio mas agua. Sus rodillas y brazos le temblaban. No tenia palabras para explicar lo que habia visto en el agua. En la oscuridad de la muerte se acordo de algo, pero se desvanecio rápidamente de su mente…

Stilgar se puso en pie. La luz del sol parecia mas brillante. Una parte de él sabia que se habia entregado a la muerte, y que se habria quedado alli si aquellos hombres no le hubieran hecho volver. Fue la voluntad de Dios que aun estuviera vivo. Tenia mas trabajo que hacer para Muad’Dib. Todavía un poco desorientado, recordó que habia jurado lealtad a aquel joven que se convertiria en el lider de los Fremen y de un Imperio entero. -Ya hya Chouhada!. Muad’Dib!. Larga vida a los guerreros de Muad’Dib!. Paul le habia hecho arrodillarse y tomar su cryscuchillo: “Yo, Stilgar, tomo el cuchillo de las manos de mi Duque. Dedico esta hoja a la causa de mi Duque y la muerte de sus enemigos el tiempo que nuestra sangre fluya”. Y mucha sangre habia fluido…

Pero ahora, tras estar a punto de ahogarse, Stilgar tambien habia llegado a una comprension profunda, tal vez incluso una epifania. Habia visto los bosques verdes y pantanos. Habia visto el mar y los ríos. Pronto, estarian en las nieves de las montañas. Los Fremen estaban fuera de lugar cuando no estaban en el desierto. Stilgar tenia que servir de nuevo Muad’Dib en Dune. Otros podrian continuar la lucha. Tras haber cumplido esta misión, volveria con Muad’Dib y permaneceria con el en Arrakis.

“Paul of Dune”, de B.Herbert y Kevin J. Anderson.

Traduccion libre de Danienlared.

2 Respuestas a “Dune: Stilgar resucitado

  1. Tengo unas ganas enormes de leerme Paul of Dune, lastima que no esta en mi pais, y supongo que tampoco esta traducido.

  2. Me temo que no, en español traducido el unico sitio aqui y a cachos 😉 Pero cachos de calidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s