Dune (cuentos): La ultima tentacion de Leto

leto-piel-truchas-arena

El “demonio del desierto” avanzaba a grandes zancadas a traves de las arenas de Dune. Las estrellas y la Primera Luna, iluminaban un camino que habia recorrido muchas noches antes de aquella.

“Ahhh, Sabiha, hice bien en amarte y no matarte”, penso Leto.

A Leto le divertia la idea de haber dejado al mando de todo un Imperio a Fafnir, a aquel “Pertubador del Habito” que compartia lecho con su esposa. Era una situacion graciosa, que hacia reir a muchas de sus memorias interiores. Incluso Harum habia dado su aprobacion, pero que iba a decir un antiguo Faraon!?.

Llego al sietch Shuloch, que habia perdido su pujanza tras la Guerra Civil y su propia llegada al poder. Quedaba solo una pequeña comunidad Fremen. A pesar de sus intentos, Sabiha nunca habia querido marcharse, y decidio criar alli a su hijo. Todos pensaban que Sabiha habia huido tras quedar embarazada y deshonrada en Fondak. “Fondak?. Jacurutu!”, penso Leto. “Aunque no concebimos a nuestro hijo alli”.

La observo salir al exterior desde lo alto de la muralla que cubria el sietch. Le desagrado que los Fremen de este sietch hubieran relajado tanto la vigilancia. Junto las manos e hizo el sonido de un pajaro. Sabiha lo oyo, y comenzo a ascender. Leto, sin apenas esfuerzo, bajo y la tomo en brazos. En segundos estaban ya lejos de alli.

No quiso solo soñarlo, habia decidido hacerlo realidad. Cumplio su deseo de verla entrelazar sus anillos de agua en su pelo negro, yacer junto a su carne, notar en lo mas intimo de sus sentidos la fragancia de ambar de sus senos… A su manera, Sabiha fue siempre su concubina, como su madre lo fue para su padre. Y mientras su coraza de truchas de arena lo permitio, la tomo con pasion, hombre y mujer, convirtiendola en madre de su hijo. Un hijo secreto, de sangre Atreides. Ella acepto su destino, y nunca quiso tomar a otro Fremen.

Juntos y abrazados, mirando el desierto, Sabiha le hablo de lo que su hijo se le parecia. Lo fuerte que estaba. El se maldijo por no ser el padre que un niño necesita. Leto le hablo de las transformaciones de su cuerpo, que empezaban a apreciarse, de los problemas del poder; le hablaba de planetas y lugares que ella no habia soñado jamas que pudieran existir. Para Leto, aquellas noches con Sabiha le devolvian a un estado humano que poco a poco sentia estaba abandonando por seguir la “Senda de Oro”. Cada vez profundizaba mas en sus memorias, superando los limites autoimpuestos.

Tras pasar la noche, dejo en casa a su amor. No tenia miedo a llamarla asi. Amaria alguna vez igual?. Ella habia sido su ultima tentacion?. Mantuvo la esperanza, porque sabia que el camino elegido le llevaria muy lejos en el tiempo. Cuando ya no estuviera, tendria miles de años por delante para recordar los ojos de Sabiha.

*** Extraido de “Cuentos del Millon de Planetas”, atribuidos a Accadia, Madre Archivera de la Bene Gesserit en Casa Capitular.

Una respuesta a “Dune (cuentos): La ultima tentacion de Leto

  1. Wow. He leido la saga original de F.H y ahora voy en Gusanos de arena de Dune, pero nunca pense (y lei) que Leto tuvo un hijo, se nota que me falta mucho por leer :). Gracias por el articulo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s