Dune (cuentos): Los Corrino deben morir

emperador-faykanV-corrino

“No crearas una maquina a imagen y semejanza de la mente humana”.

Las pantallas del crucero de la Cofradia repetian una y otra vez el mensaje del Emperador Padishah Faykan V. El odio acumulado de Theodore Tantor palpitaba en su interior. Un renegado, señor de una Casa renegada. Expulsados y perseguidos. Su planeta tomado por los butlerianos, y sus riquezas repartidas por las codiciosas Casas rivales. Los Corrino se llevaron la mayor parte, por supuesto…

Llegados a su destino, en la orbita de Salusa Secundus, recibio la autorizacion para descender sobre el planeta. Carga supuesta: Toneladas de tuberculos krull. Carga real: las atomicas de la Casa Tantor preparadas para estallar. “Nadie podra detenerme ya”, penso a los mandos del carguero.

El mentat de su casa, Max, accedio a la cabina. -Gracias Max, el plan ha funcionado y no nos han detectado. Es el momento de que tomes la nave de salvamento y huyas. Cambia de identidad, Max. Estoy seguro de que no te sera dificil.

-Gracias, mi Señor. Todas las atomicas ya estan sin seguro. Pero he decidido compartir mi destino con vos. Me alegra saber que no falle en mi ultimo servicio a vuestra Casa. Ojala hubiera previsto las consecuencias de involucranos en el complot

-Te lo agradezco, Max, pero…– vio como el mentat temblaba tras el. La sangre le caia de la comisura de sus labios del color del zumo de safo. -Los Corrino deben morir.– dijo el mentat cayendo al suelo ruidosamente…

“Un n’kee”, penso Theo Tantor. “Serviste bien a mi Casa, Max”. Era cierto, que no habian previsto las consecuencias politicas. Pero la ruina no era lo peor que habia caido sobre los Tantor. No. Lo peor era haber visto a su esposa degollada, y saber que su joven hija habia sido raptada por los soldados imperiales y llevada a servir a las casas de placer. Muy Corrino aquello. “Lo pagaran, por toda la historia de la Humanidad”.

“…He firmado la orden de declarar renegada a la Casa Tantor de forma inmediata…”.

Las pantallas seguian con el mensaje. Theo Tantor ya descendia hacia el espaciopuerto de la capital. “Tecnologia prohibida?. Bah!“. El Emperador no tenia agallas para decir la verdad: un complot del Landsraad que buscaba la abdicacion por sus crimenes, y que implicaba a varias Casas, los Tantor entre ellas. Por alguna razon, el Emperador habia decidido ser ejemplar con una de aquellas Casas traidoras, como aviso a todas las demas… y les habia elegido a ellos. “Una decision que pagaras, Faykan”.

-Carguero Nebulus. Esta desviandose de la ruta de apontaje. Dirijase hacia las coordenadas correctas-, sonaba por el comunicador.

Theo Tantor ya comenzaba a apuntar hacia el Palacio Corrino toscamente, tomando velocidad. “Que el fuego purifique el planeta y el universo entero…”-, comenzo a rezar. Los Tantor eran seguidores del radical Navacristianismo fundamentalista.

-Carguero Nebulus!!. Desviese inmediatamente!!

Sentia el daño que iba a causar a tantos inocentes. Moririan decenas de millones. Sabia que, con suerte, el planeta-hogar Corrino quedaria como una bola ennegrecida para siempre. El Imperio recibiria un golpe definitivo, todo tendria que cambiar… “Ademas, Dios elegira a los suyos”.

-Aqui la nave Nebulus. Al habla Theodore Tantor, señor de mi Casa. Se que la historia me juzgara como un vengador genocida. Pero tengo la esperanza de que de las cenizas saldra algo nuevo y mejor…”.

-Como!!??… Carguero Nebulus, detengase!!!!!….

*** Extraido de “Cuentos del Millon de Planetas”, atribuidos a Accadia, Madre Archivera de la Bene Gesserit en Casa Capitular.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s