Dune: Xavier Harkonnen y su hijo Manion

Cuando Xavier volvio de patrullar las fronteras del sistema salusano, la noticia ya le habia llegado mediante una docena de mensajes de alegria y pena, cada uno un martillazo de dolor. La mezcla de felicidad, confusion y desesperacion le dio ganas de estallar. Como habia viajado solo en su kindjal, Xavier tuvo tiempo de reflexionar sobre lo que habia averiguado…

Como era posible que Serena siguiera con vida?. Habia visto los restos de su forzador de bloqueos en los mares grises de Giedi Prime. Las manchas de sangre coincidian con su ADN. Ni en sus sueños mas delirantes habia imaginado que Serena viviera todavia. Viva!. Y embarazada de el…

Cuando bajo del kindjal, vio a un hombre que le esperaba en la pista de aterrizaje, al parecer taciturno, las facciones demacradas bajo las luces del espaciopuerto, pero Xavier reconocio a Manion Butler, virrey de la Liga de Nobles. -Me alegro mucho de que… hayas podido…-. Fue incapaz de acabar la frase. Avanzo y abrazo a su yerno. Los dos hombres, prestandose mutuo apoyo, se alejaron hacia la nave negra y plateada, una nave de actualizacion que Xavier solo habia visto una vez, cuando el traidor piloto humano habia eludido los intentos de Xavier por capturarle.

-Serena encontro aliados en la Tierra. Dos hombres educados por las maquinas. Les convencio de que huyeran con ella…-. Entraron en el Viajero Onirico, y Xavier sintio una opresion en el pecho. Sabia adonde le conducia Manion. Reparo en extrañas configuraciones dentro de la nave de actualizacion. -No hemos movido al niño-, dijo Manion. Les dije que esperaran. -No se si deberia darte las gracias-. Cuando el virrey abrio un compartimiento cerrado y un delgado chorro de vapor frio se elevo en el aire….

El cuerpo del niño estaba envuelto en un sudario oscuro compacto que ocultaba los detalles especificos, y tan solo revelaba la pequeña forma de lo que habia sido un niño pletorico de vida. Xavier toco el envoltorio con suavidad, como si no quisiera perturbar el sueño de su hijo. Manion respiraba con dificultad a su espalda. -Serena dijo…, dijo que puso mi nombre al niño.

Cuando su voz se quebro, Xavier levanto los restos del niño que nunca habia conocido, cuya existencia desconocia hasta que fue demasiado tarde. El niño parecia absolutamente liviano. Descubrio que no tenia nada que decir, pero cuando saco a su hijo al aire nocturno de Salusa Secundus para llevar a casa a Manion por primera y ultima vez, lloro sin disimulos.

“La Yihad Butleriana”, de B.Herbert y K.J.Anderson.

Una respuesta a “Dune: Xavier Harkonnen y su hijo Manion

  1. En verdad, los Harkonnen fueron siempre maltratados.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s