La perdurable hipnosis del planeta Arrakis/Dune (y contracritica)

***Critica de Alvaro Cortina para El Mundo.

En uno de los ensayos de ‘Costas extrañas’, dice Coetzee: “El clásico se define, en sí mismo, por la supervivencia”. Hoy, junto al inicio de la gran saga de Frank Herbert, ‘Dune’, queda su versión cinematográfica de 1984 de David Lynch. Es razonable decir que se trata de una rémora que el tiempo irá maltratando, pero al mismo tiempo hablamos de un tratamiento respetuoso, meritorio y personal.

Con todo, la novela, que reedita “La factoría de ideas”, permanece intacta para los aficionados, fruto de idolatrías, magia negra y continuada después en secuelas más allá de la mano de su propio autor. Los que sucumbieron a la hipnosis del planeta arenoso de Arrakis o Dune, o sea, los ‘arrakeanos’ (es el gentilicio), visitan la película como se visita algo accesorio, de mayor o menor nivel. El hogar está en el Dune literario.

Curioso que Lynch aceptó este proyecto imposible y excesivo para dejar de lado otro que barajaba, ‘El retorno del Jedi’. Tatooine parece de la misma especie desértica que el mundo de Herbert. El voraz sarlacc (con la boca abierta en el suelo), que según C-3PO, tardaba mil años en digerir a una persona, no es menos terrible que los gusanos icónicos de Dune. Jabba algo tiene del gordo barón Vladimir Harkonnen, subido en sus suspensores. Inevitablemente, los “moradores de las arenas” nos recuerdan a los indígenas fremen.

Los gusanos gigantes de Arrakis/Dune apenas son descritos por el autor. Herbert no es un escritor de detalles salvo en momentos muy puntuales. Hace el dibujo a grandes rasgos y deja que sus hijos lectores coloreen los huecos. Herbert prefiere hacer un apéndice sobre la rebelión anti-robótica de la galaxia, nos atiborra a terminologías y a léxico entre árabe y marciano, susurra en oblicua voz en off los pensamientos de sus intrigantes, pero tampoco tiende a perder el tiempo en precisar los matices irisados que derrama la luz en su incidencia sobre una fragata estelar. O las expresiones y gesto y físico de sus hombres, del planetólogo Kynes o de las brujas o de Muab’dib, Paul Atreides, el mesías.

Sabemos que sus gusanos tienen aliento con olor a canela, sabemos que alcanzan casi 400 metros de largo y 80 de diámetro, pero prescinde muchas veces de pormenores. Aunque de pronto habla de la noche sobre las dunas, en arrebatos líricos. A las montañas agrestes que se alzan desde la arena de Dune las llama farallones, como si hablase de arrecifes. Algo tiene un desierto de mar, algo tiene Dune/Arrakis de Solaris. Mundos vivos.

-Embajadas de Asimov

Aparte del evidente discurso ecologista, la primera parte de esta novela (cuyo inicio es costoso, y requiere de consultar el diccionario herbertiano dispuesto al final) tiene mucho de la ‘Fundación’ de Asimov. Un tinglado de embajadas, de Casas enfrentadas, de intereses y reserva. La especia, materia nativa de Dune, sería la más preciada sustancia para todas ellas, para el emperador y para la Cofradía.

Los Atreides, del planeta Caladan, y los Harkonnen, de Giedi Prime son los enemigos directos, y en torno a ellos, se levantan aspiraciones y emboscadas sobre la conquista del terreno arenoso de los gusanos. Una invasión digna de las tropas espaciales de Heinlein. Paul Atreides sería un Lawrence de Arabia, que aquí sería un “Paul de los fremen”.

Los capítulos van encabezados por textos historiográficos, que al final nos hablan en pasado desde el futuro (futurismo dentro del futurismo), como glosando una vieja historia. Quedan estos sucesos aquilatados de pasado y monumento, de mito. Nos cuentan estos frontispicios cómo el protagonista y todos los demás se incardinan en su destino.

Sabemos quién es Judas antes de su traición, y del santo antes de su santidad. El destino (y los destinos) queda muchas veces presagiado y tanteado por los varios mentalistas (los mentats, las Bene Gesserit), miembros escuelas sobrenaturales que pueblan este lúdico despliegue de mundos en comercio y guerra. Hay, todo hay que decirlo, profusión de sentencias tipo galleta de la suerte.

-Temblores y ‘jodorowskys’

Con todo, la versión de Lynch acentúa lo grotesco y lo inquietante brillantemente. La batalla de los clásicos por ser clásicos, perdida ya contra lo eterno, despoja de urgencias a estas carreras. No echamos de menos la versión de Jodorowsky, con Dalí y Orson Welles.

Lynch rellena el hueco que Herbert no toca, cosa los flecos, nos dirige la imaginación en las impresionantes apariciones cetáceas de los gusanos, nos las arma, tan parecidos (¡por cierto!) como son a aquellos otros pobladores del yermo de Nevada de ‘Temblores’. Herbet dice: “Y entonces apareció”. Nada más. Y estos libérrimos flecos recorren su narración. No son elipsis, Herbert nos habla como si ya supiésemos todo. A veces, como si lo estuviéramos viendo. Por eso tiene sentido una versión libre (y fiel, al tiempo) de su novela.

Deben ver ustedes mismos (asistidos por su propia imaginación) los pasos de Paul para vengar a su padre, el duque de Leto y liberar a Pandora… digo a Dune. Y frente a él, su némesis, Feyd-Rautha. Al final, lo más sencillo es lo más complicado: ¡qué poderosa imaginación hay que tener para proponer un gusano gigante brotando de la arena, atraído por unas pisadas, en un planeta desértico entre arrecifes rocosos! Poco importa añadir a eso matices. ‘Dune’ sobrevive tranquilamente; sus fans lo celebran con su culto, y esperan la próxima adaptación.

*** Como viene de un medio tan importante (mas a nivel de internet) mi idea al colgar este texto es el ser “critico con la critica”, pero tambien constructivo. Saco muchas ideas que comparto y con las que me he identificado del “Dune” de Frank Herbert, pero discuto seriamente en otras. Me gustaria leer tambien vuestras opiniones.

-Me ha gustado mucho las referencias a otras obras de ciencia-ficcion que se pueden extraer de “Dune”, y es que hablamos de una de las obras mas grandes de la historia de este genero.

-No olvidar nunca que FH dijo que el “Dune” de Lynch es justo (a nivel estetico, vestuario y decorados) lo que el imagino que era el Arrakis de los tiempos de Muad’Dib. Asi que los “flecos que completa” hay que creerselos. Siempre la fuerza de una imagen valdra mas que mil palabras, en este caso es dogma de fé, FH dixit.

-Para una generacion de gente como la mia, el contacto con la novela llega con la pelicula. No le quito ni un gramo de importancia, ya que ha pasado a la historia del cine como una pelicula de culto. Y no lo digo solo yo…

-Sobre los parecidos de G.Lucas a la hora de crear el guion de “La Guerra de las Galaxias” y “Dune”, ya hemos hablado en el blog.

-No creo que sea acertado decir que FH no es detallista. Lo han sido muchisimo mas BH y KJA en la otras novelas de la saga, pero yo leyendolo siempre me he hecho una buena idea de como eran las cosas. Creo que dejar cosas a la imaginacion no esta mal. Y ser excesivo en los detalles no hace que la narracion vaya a ser mejor. Si es cierto que el estilo de FH es muy propio, lirico en ocasiones.

-Comparto las partes que he dejado en negrita.

-No comparto nada de eso sobre “Fundacion” de Asimov, libro que salio 15 años antes. Lo digo porque he leido varias obras del autor. Si comparto ese parecido con el “planeta vivo” de Solaris de Lem (este 4 antes), aunque no lo son de la misma manera.

-Acertada esa analogia Paul Muad’Dib-Lawrence de Arabia como libertador. Bien visto.

-La version de Jodorowsky me la imagino, y yo si que la echo de menos!. Creo que seria muy digna de verse, aunque no se si de disfrutarla en la misma medida. Indiferencia con un proyecto asi seria herejia cinefila.

-Y digamos “arrakenos”, que nunca lei “arrakeanos” (por ej. Enciclopedia arrakena).

Contracritica por Danienlared

8 Respuestas a “La perdurable hipnosis del planeta Arrakis/Dune (y contracritica)

  1. Con todos mis respetos, para este señor. Lo suyo no es una crítica literaria argumentada, si no un conjunto de opiniones e impresiones personales, nada mas. Demuestra hablar sin conocimiento de causa, con ligereza y con una frivolidad que se cae por su peso.

    En primer lugar. Dune: “World of Dunes”

    No es solo un libro, en realidad son tres o cuatro recogidos en uno. Puesto que se publicó primero por entregas semanales, en tira de periodico.

    Hasta el momento. Todos los directores de cine, han cometido el mismo error. Dune, por la riqueza y variedad de sus contenidos (en especial los detalles tan excelentemente definidos por Herber (casi de forma didactica y cientifica). No debemos olvidar que el adiestramiento Bene Gesserit se basa en la obserbación mas escrupulosa del entorno y en el control del sistema nervioso, muscular del individuo. Lo cual hace de la autoobserbación interna y externa clave de su formación fisica y psicologica (invito a observar la psicologia conductista de skiner de la época). La palabra condicionamiento s es muy utilizada por herberte.
    Condicionamiento operante, clasico etc.

    En definitiva, un libro y universo tan rico en matices sería necesario adaptarlo a uun guion dividido en tres entregas. (Estilo señor de los anillos). ¿Por que motivo?. Para equilibrar, la acción de la trama, con los dialogos (la sangre de una historia) y los matices descriptivos del universo de dune. Esto sería solo para empezar…

  2. Coincido en lo que dices de la adaptacion. Sino quizas en 3 partes, al menos en 2 seria perfecto: una primera parte hasta la huida al desierto de Paul y Jessica, y otra con el resto hasta la Batalla de Arrakeen. Hay muchisima miga por el medio para sacar dos grandes peliculas y no solo hablando de lo que ocurre en el planeta Arrakis, sino con los Harkonnen, en Kaitain…

  3. En segundo lugar, se pierde en referencias con el film de lynch, este ofrece algunos atisbos de la estetica logrados como los destiltrajes o castel caladan o los abas de la Bene Gessrit pero tanto el guion, como la trama argumental es inconexa y mal montada, de hecho para quien no se haya leido el libro es una pelicula dificil de entender (y con razón). De hecho existe un videjojuego de estrategia crea por Cryo Dune, cuya estetica, ambientación, musica y personajes se acerca muchisimos mas que la peliculas de Lynch. Es un complemento estetico, pero nada mas y para nada hace justicia al libro. Se hace referencias a stars wars olvidando que toda la saga de stars wars posee innumerables influjos no solo de Dune sino de otros autores. El agravio comparativo con la obra de Asimov, es completamente fuera de lugar, por una razón muy sencilla:
    Asimov se inspiró en su pasión por la historia antigua, Roma y Grecia, especialmente creando una nueva ciencia estadistica: la psicohistoria.

    Mientras que Herberte crea toda una ecoestructura política, social, economica, ecologica y religiosa, planteando cuestiones tanto, pasadas como presentes y futuras. Su gran logro fue el analisis intemporal de las luchas de poder y las diferentes manifestaciones que adquieren a traves de la historia, repercutiendo en la toma de decisiones de los seres humanos de pie. Expuesto de una forma sencilla, accesible y siempre abierta a todo tiempo de especualciones y reflexiones. Esa definición tipo “galletas de la suerte”, nada tiene que ver con las aproximaciones introducctorias que poseen una deliberada carga crítica y analítica de la realidad material que rodea tanto a sus personajes como a cualquier ser humano en la vida cotidiana en un momento determinado.

    Herbert sabía, muy bien lo que se hacia (no era infalible en absoluto, pero si concienzudo). Consciente de que su obra seria analizada y desmenuzada por generaciones posteriores de lectores. He ahí la intemporabilidad de sus introducciones. La profundidad psicologica con que analiza las diferentes manifestaciones del poder político y religioso en una sociedad y la instrumentaliacion de la violencia premeditada para complementar y ampliar su eficacia es en muchos aspectos única no solo ya en un libro de ficción, si no de política practica en general me atrevería a decir.
    Menciona a Paul aTreides como a una especie de lawrwnce de Arabia, pero en realidad (Paul Atreides representa mas bien el perfil de un heroe joven, guapo e idealista en un principio…JFK poseía rasgos parejos, con todo el peligro que ello conlleva, de hecho las crisis cubana a punto estuvo de sumir al mundo en cenizas y estoy convencido de Herbert en absoluto desprecio este significativo gesto historico…Para finalizar, este señor olvida que para poder comprender mas en profundidad el universo de Dune, es fundamental leer los otros cinco libros de Herbert, que no son sino una ampliación y complemento del primero, repleto de detellas, definiciones y matices que ocupan cientos de paginas. Decir que Frank Herbert no se ocupaba de los pequeños detalles es tan absurdo como decir que los destiltrajes funcionaban simplemente a pilas.

    Considero que un lector esta en su derecho de opinar librement elo que le de en gana, pero cuando se hace una reseña literaria de una obra maestra de estas caracteristicas y mas en un medio digital como el mundo, lo mínimo que se espera es profesionalidad, meticulosidad y solidez argumentativa a la hora de exponer una idea o crítica.

    En fin. Lo dejo a vuestro criterio.:)

    ,

  4. Cuando lei por primera vez esta critica de “El Mundo” ya sabia yo que no dejaria indiferente, y por eso la colgue.

    Gracias por tu analisis Gabriel, coincido en muchos de tus puntos de vista.

  5. Hombre, Tovarich. Probablemente alguno que otro haya que matizarlo y me equivoco tanto como el que mas. Pero bueno creo que honradamente las cosas se pueden hacer un poco mejor. Ha sido divertido que de eso se trata. Habalr de lo que mas nos gusta que es Dune. Un abrazo, muy cariñoso, Tovarich. 🙂

  6. Particularmente, estoy de acuerdo con lo señalado por Gabrielacus. Dune es una novela demasiado rica, con demasiada tela para cortar como para adaptarla en un solo guión. Deberían hacerse (en mi opinión) dos entregas de la misma:

    a) Una que comience con la vida de Paul Atreides joven hasta la caída de de los Atreides tras la toma de Arrakeen por los Harkonnen y los Sardaukar. Película que acabe con la llegada de Paul Atreides al sietch Tabr.
    b) La Segunda Parte que comience con Muad’Dib, el camino del líder, las guerras de guerrillas contra los Harkonnen, y el decisivo choque contra los ejércitos imperiales en Arrakeen.

    A mi la película de David Lynch me gustó, aunque me hallo en desacuerdo con las modificaciones innecesarias de personajes, y los cambios radicales en los mismos -como Shaddam Corrino calvo y con barba, y Feyd-Rautha pelirrojo y patéticamente maléfico -en si creo que si se va a hacer una saga de Dune, o que hagan la novela por varias partes, o que entonces comiencen haciendo desde la Yihad Butleriana, la cual tiene una muy buena trama.

  7. Saludos Galo!.

    De acuerdo contigo en lo de la doble entrega, a lo “El Hobbit”. Es que yo insisto que en el “Dune” original no solo debemos centrarnos en Arrakis. Que hay de todo lo que ocurre en Giedi Prime?. Y ese Thufir por alli?. Por cierto, hay un texto que colgare del “concurso fans” sobre la pelea de Feyd con un soldado Atreides, espectacular. Este mes cuelgo uno, lo mismo ese. Pues eso esta basado en el 1º “Dune”!.

    De lo de iniciar la saga desde la Yihad Butleriana, los de Sci-Fi lei que estaban interesados en hacer una saga desde ahi. No se en que habra acabado aquello.

  8. Yo creo que Dune es perfectamente adaptable en una única película. Eso sí, nunca podrá ser una adaptación demasiado fiel pero no me importa :-).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s