Dune: Alia y el ghola de Duncan Idaho

(Capitulo no incluido en “Mesias de Dune”)

Alia estudiaba al ghola en su camara privada de audiencias. La manera serena con la que el observaba el tumulto a su alrededor, la incomodaba. Habia memorias de su madre sobre esta criatura que era la carne que habia sido de un amigo, y las consulto para no tener prejucios. Alia y Jessica veian a Duncan como un hombre al que reconocer por lo que era, no por su planeta de origen. Solitario, autosuficiente…como muchos de los que habian sido amigos de la Casa Atreides. Ella evito todas las preconcepciones. No era Duncan. Era el ghola.

Se deslizo por los escalones del altar, mirando a traves del ghola al navegante de la Cofradia y sus ayudantes. El embajador, nadando en su contenedor de gas naranja, parecia satisfecho con una situacion que no deberia satisfacerle. -Me ha odio correctamente, embajador Edric?. Puedo ordenar que os mantengan prisionero mientras buscamos y destruimos vuestras fragatas. -Me permito recordar a la hermana del Emperador, que soy un embajador. Una boyante figura de ojos saltones surgio del fondo del tanque. No pueden amenazarme y escapar de las consecuencias. Cada hombre civilizado del Imperio se le opondra si esa es su eleccion. Alia, vio al navegante como a un martir. -Que asi sea. Invoco un juicio formal. Dejemos que el Landsraad juzgue. Elige a tu defensor, navegante

Duncan vio como el navegante hacia una señal a uno de sus ayudantes, y vio como este arrojaba algo sobre Alia. Duncan lanzo su mano en el camino del cazador-buscador, hasta que pudo agarrarlo. La violencia estallo en la camara, y los guardias fremen se lanzaron como un solo hombre sobre los de la Cofradia…-Parad!, grito Alia. -No puedes hacer otra cosa que matarme, dijo el navegante. -Traedme una pistola laser. -No!, grito Duncan. Un disparo de laser en un escudo y toda la ciudad explotara!. -Y la Cofradia sera culpable de usar armas atomicas contra la Casa Atreides. Tienes un escudo?. -Lo tengo, pero esta desactivado. Duncan puso el arma en su mano. -Se le puede creer, mi dama?. Seguro que debe morir?. -Que clase de hombre eres?. Has arriesgado tu vida para protegerme, y no quieres la destruccion de mis enemigos!!??

…Alia ajusto la pistola a corto alcance y disparo sobre el tanque de especia. -Hueles la especia, Duncan?. -Bruja!. Matame y estara hecho!. -Matarte?. Sin un juicio?. Nos tomas por unos barbaros?. Quien eliges como defensor?. -Sella mi tanque ahora!. -Sellalo tu mismo!. El navegante rapidamente puso una mano palmipeda sobre el agujero. Alia saco el cryscuchillo y lo clavo en la mano. Miro la hoja ensangrentada. -Sangre humana. Bannerjee, lleva esta sangre a analizar. Quiero saber como de humano es el navegante

-Locos!. Quieres saber que compartimos?. Compartimos la herencia comun de cualquier vida. Pero no tus salvajes memorias oscuras!. -Que opinas, Hayt?. -Me has llamado Hayt?. -Si, responde a la pregunta. -El aire que respira este navegante esta saturado de especia, eso dice mucho. La dosis de especia que consume, incrementa sus capacidades prescientes. Sin ellas no podria plegar el espacio. -Has elegido ya tu defensor?. -Elijo a otro prisionero, la Madre Mohiam!. -Muy bien. Estaras bajo custodia hasta el juicio, y se drenara todo el gas de especia para analizarlo. Reemplazaremos ese gas por aire de Arrakis. -No puedes!. -Le matara?. -No, pero cegara su capacidad oracular, respondio Duncan.

“The Road to Dune”. Capitulos y escenas eliminadas del “Mesias de Dune”. Texto por Frank Herbert.

Una respuesta a “Dune: Alia y el ghola de Duncan Idaho

  1. Interesantísimo capítulo. 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s