Dune: La furia del Dios Emperador

La primera explosion se produjo cuando las tinieblas empezaban a caer sobre la ciudad de Onn. La descarga alcanzo a unos cuantos trasnochadores arriesgados que pasaban junto a la Embajada Ixiana de camino a una fiesta. Los agudos sentidos de Leto detectaron la explosion, localizandola inmediatamente. En un ataque de furia que habria de lamentar, convoco a gritos a sus Habladoras Pez para ordenarles que “exterminaran a los Danzarines Rostro”.

Aquella sensacion de furia fascino a Leto, que hacia largo tiempo que no sentia como emocion nada mas que un leve enojo. Frustracion, irritacion…eran los limites. Pero ahora amenazaban a Hwi Noree. Le invadia la furia!…-Dios esta furioso!, gritaban algunas de sus Habladoras Pez. La segunda explosion alcanzo a varias de ellas que salian a la plaza para comunicar las ordenes de Leto. La tercera explosion, obligo a Leto a entrar en accion…

…Impulso su carro al elevador ixiano y ascendio a la superficie. Encontro una escena de caos y desorden. -Que ocurre alli?, pregunto a una bashar. -Los rebeldes y los tleilaxu atacan la Embajada de Ix, Señor. Usan explosivos. De pronto una nueva explosion estallo frente a la deteriorada Embajada. Vio cuerpos retorcerse en el aire. Sin pensar en las consecuencias, traspaso la propulsion del Carro a suspensores y lo impulso lanzandose como una bala a traves de la plaza, cual mastodonte desbocado, arremetiendo contra el enemigo. Noto disparos laser en su piel, y como su carro aplastaba carne humana…

…El carro choco contra los escombros de la Embajada, haciendole rodar. Sintio mas disparos, una acumulacion de calor en su cuerpo. El instinto le hizo retrotraer el rostro y hundirlo en su cogulla. Entonces se apodero de el su naturaleza de gusano, y su cuerpo comenzo a arquearse y contornearse propinando azotes a diestro y siniestro, rodando cual enloquecida rueda y golpeando a ciegas con furia incontenible.

La sangre encharcaba la calle lubricando el pavimiento. Esa sangre liberaba agua, sustancia letal para su organismo. Agitado por las contorsiones, su cuerpo desprendia columnas de humo que le causaban dolor, aumentando los espasmos. -Acabad con los rezagados!, grito a la bashar. Y las soldados de Leto se lanzaron al ataque. Hubo confusion y sangre, centelleo de puñales, el brillo de la macabra danza de rayos laser, tajos que cercenaban inexorables miembros humanos. No dejaron superviviente alguno las Habladoras Pez

…Leto llamo mentalmente a su Carro, que avanzo inclinandose por los desperfectos en los suspensores. Se encaramo muy despacio, y le ordeno volver al subterraneo. Envio un mensaje, ordenando que le llevaran a su presencia de inmediato a Hwi…si es que estaba con vida.

“Dios Emperador de Dune”, por F.Herbert.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s