El origen y las variedades del té

Conocer y abarcar todo lo que envuelve el maravilloso mundo de esta infusión es complicado, desde su cultivo, recolección, procesado, seleccionado etc., Desde sus efectos beneficiosos para la salud y su halo mítico, hasta la mera satisfacción de degustar una agradable infusión, el té ha pasado, a lo largo de la historia y de la geografía, por diferentes etapas y connotaciones que le han convertido en la bebida más consumida en el mundo. Y más allá de lo que es su consumo cotidiano y de su comercialización en los diferentes establecimientos, hay una fascinante historia que en algunas ocasiones ha influido de manera notable en la cultura y en las tradiciones de algunas naciones.

Sabemos que el té es originario de China y que su consumo se remonta al III milenio aC. En sus orígenes, en China, asi como en sus primeros pasos por Europa, fue considerado una bebida que aportaba múltiples propiedades beneficiosas para la salud, atribuyéndosele una gran gama de efectos medicinales. Quizás por ello, rápidamente fue asimilada en los altos círculos cortesanos chinos y pronto su comercio pasó a ser monopolio imperial y, según relatan algunos investigadores, llegó a ser tan apreciado que se le utilizó como moneda de pago de impuestos y tributos a aquella corte.

La palabra té es de etimología china, que tiene varias pronunciaciones según el dialecto chino utilizado. De ellas, dos se exportaron a otros países: “cha” y “te”. Algunas lenguas tomaron la forma “te”, como el español, el francés, el italiano o el inglés, y otras tomaron la forma “cha”, como el árabe “shay”, el portugués, el japonés, “chay” el ruso. Si bien, en un principio, sufre un cierto rechazo por parte de los europeos, reacios a lo desconocido y acostumbrados a otras bebidas como el café, el té va introduciéndose paulatinamente entre las preferencias de algunos sectores de la sociedad de la época. Podemos datar en los primeros años del s. XVIII el comienzo de la expansión de su consumo en Europa, no estando claro si de la mano de navegantes holandeses o portugueses ya que ambos países comerciaban en los mares de China. Pasó a convertirse, también aquí, en un ritual de uso de la buena mesa y de la buena sociedad. Desde China la planta pasará a Japón donde pronto se convertirá en parte del espíritu y de la filosofía de vida del pueblo nipón que desarrolló, en torno a él, una muy especial ceremonia “Cha-no-yu” que une al anfitrión y al invitado en una armonía espiritual.

No será sino hasta el s. XIX que se comience con el cultivo del té en Ceilán e India para cubrir las exportaciones hacia Europa, ya que la planta es únicamente originaria de China y sólo existía, hasta entonces, de manera salvaje en la región de Assam. A partir de este momento su plantación se extiende a diferentes regiones del mundo y su consumo se generaliza. Actualmente, la produccion de té procede principalmente de la China continental, India, Sri Lanka, Taiwán, Japón, Nepal, Australia y Kenia.

El proceso de fabricación del té pasa por varias fases, desde su recolección hasta su clasificado por grados. Debemos distinguir tres tipos de tes básicos:

El negro o fermentado, semifermentado y verde.

La diferencia fundamental entre ellos es el grado de fermentación de las hojas. Estas, una vez recolectadas (para los tés de calidad sólo se recolectan los brotes y hojas situadas en la parte superior de la planta), se dejan marchitar, se enrollan para que se rompa la membrana de la hoja y después en el caso de los tes fermentados y semifermentados se someten a un proceso de fermentación en un ambiente idóneo de humedad y temperatura, para finalmente secarlos y tras su clasificación por tipos se exportan a los diferentes mercados de consumo.

Se pueden diferenciar tambien por su clase. Se denominan tés “puros” a los que contienen solo un tipo de té, los tés “mezclados” consisten en mezclas de distintas clases de té y los tés “aromatizados” son el resultado de mezclar tés con frutas, especias, hierbas, pétalos de flores o aromas. Os dejo abajo las variedades de tés mas conocidas:

Té de Assam

Assam es la zona de la India, situada en el noreste, que mayor producción mundial de té elabora por año. Región dominada por las selvas y las montañas, llueve copiosamente a lo largo del año, lo que permite que crezcan diversas variedades y en grandes cantidades. Pero, sin duda alguna, la “especialidad de la casa” es el té de Assam. Este pertenece a la variedad conocida como “té de punta”. Y esa punta que posee es dorada, lo que favorece que la infusión posea características bien sabrosas y una fuerte concentración de aromas y gustos. Predominan los tintes malteados, la suavidad en el paladar y la dulzura natural.

Té de Ceylan

Desde el siglo XIX, el té de Ceylán logró un prestigio internacional por su aroma y calidad. En Sri Lanka (ex Ceylán) se produce más té que en ningún país del mundo y es un espectáculo digno de ver. Hoy hay plantadas en la isla 250 mil hectáreas y todos los años se producen más de 250 millones de kilos de té. Su cultivo se produce entre los 600 y los 1.500 metros de altura (lo que produce ese imperdible espectáculo de colinas plagadas de plantaciones). En esta isla del Océano Índico el té llegó, en 1849, de la mano de un escocés, quien decidió plantarlo para sustituir el cultivo de café. En esa misma época, otro escocés, Thomas Lipton, compró plantaciones de té y su nombre se volvió famoso gracias al prestigio de la bebida que producía (y, sobre todo, porque fue el primero a quien se le ocurrió embolsar las hojas molidas para la infusión).

Té English Breakfast

Generalmente, el proceso de fabricación del English Breakfast se da a partir de una mezcla de tés Assam y Ceilán, que lo hace ideal para digerir un desayuno pesado como el que consumen los ingleses. Se destaca por su sabor algo picante y levemente agresivo, además de su coloración cobre, muchas veces lograda a partir de la unión con algunos tés de África.
También existen variantes que incorporan tés negros de la China, lo que hacen que las fragancias que despida sean mucho más suaves y cautivantes.

Té Earl Grey

La fórmula original fue popularizada por Charles Grey, segundo conde (Earl en inglés) de Grey, que llegó a ser Primer Ministro Británico. Parece ser que le llegó la receta en la década de 1830, aunque hay varias leyendas sobre la manera en que llegó a él, unos dicen que fue regalo de mandarín chino (difícil de creer ya que los chinos casi siempre toman té verde y no té negro) otros de un rajá indio. El té le gustó tanto a él y a su entorno, que encargaron la producción a su proveedor de té en ese momento, que unos dicen que era “Twinning” y otros “Jackson´s of Picadilly”. Lo que es cierto es que estas 2 marcas empezaron a producir el té más o menos por la misma fecha, dando al té el nombre de su ilustre descubridor y que las 2 marcas siguen produciendo este té hasta la fecha. El té Earl Grey, aunque cambia de composición según proveedor, consiste en té negro aromatizado con aceite de bergamota, siendo la bergamota un cítrico cultivado en la región de Reggio Calabria, en el sur de Italia. Algunos Earl Grey se componen solo de té Darjeeling para hacerlo más aromático y suave, otros incorporan pétalos de flores, aunque la receta original incorpora solo aceite de Bergamota

Té de Krasnodar

El té Krasnodar es una de las variedades de té negro que se elaboran en Rusia. Al ser la región de Krasnodar un sitio excelente en términos de condición climática y de superficie, el té no ha tardado en conseguir sus productores y se viene plantando desde hace largo tiempo. Este té negro es muy codiciado actualmente y se emplea regularmente para las mezclas de té que están destinados a ser consumidos primordialmente en el Reino Unido. Es un té de excelente calidad, afirmado en un sabor robusto, una coloración suntuosa y un aroma potente. Se elabora en cantidades pequeñas y es muy común que se lo regale como una auténtica delicatessen.

Té de Darjeeling

El té Darjeeling, considerado como el “Champán de los tés”, es el té negro más codiciado. Solo ciertos tés verdes y blancos japoneses y algunos chinos, pueden hacer sombra al prestigio y calidad de Darjeeling. Darjeeling es una región al pie del Himalaya al noreste de la India y que a su vez es una denominación de origen con consejo regulador.

Té Pu-ehr o rojo

Pu Erh es en realidad un té verde que adquiere sus características después de un proceso de maduración. Sus hojas grandes son comprimidas y se almacenan durante años en condiciones muy concretas. Aunque no se ha desvelado totalmente su “secreto” se sabe que se almacena en cavernas donde se guarda en barricas durante más de 50 años.

Té Oolong o azul

El Oolong es un té chino tradicional. Tiene un sabor más parecido al té verde que al negro: no tiene el aroma dulce y rosáceo del té negro ni las fuertes notas herbales que caracterizan al té verde. Suele cocerse de forma que quede fuerte, dejando el amargor un regusto dulce. Diversas variedades de Oolong, incluyendo las producidas en el monte Wuyi del norte de Fujian y en las montañas del centro de Taiwán, están entre los tés chinos más famosos.

Té Pai mu tan o blanco

El té blanco es el “Rolls Royce” de los tés. Durante siglos el consumo de te blanco estuvo restringido al emperador y sus allegados pues se pensaba que contenía el secreto para la vida eterna. Eran seleccionados los mejores y más jóvenes brotes de la primavera, seleccionados, cortados y manipulados a mano con guantes blancos y tijeras de oro, para no profanar el poder sagrado que se le atribuía. Más de 90.000 brotes eran (y son actualmente) necesarios para obtener 250 g de te blanco. De ahí que su consumo por parte del resto de la población era castigado con la pena capital.

Té Kukicha, Bancha y Matcha

Estos son los tes japoneses mas conocidos. El té Bancha (comun) es elaborado con las hojas del té verde que se recogen después de permanecer tres años en la propia planta, y es muy aromático. El té Kukicha (o de invierno) se elabora con las ramitas de ese mismo té verde, pero tiene prácticamente 0% de teína. Popular como alimento macrobiótico en Japón. El Té Matcha (molido), es un té verde en polvo de alta calidad usado en la ceremonia del té japonesa.

Té verde Gunpowder

El té verde Gunpowder (tambien zhuchá) lleva su peculiar nombre debido a que su aspecto es similar al de la pólvora que se empleaba para los cañones tiempo atrás. Es uno de los tés verdes más antiguos y populares de la China. Procede de la provincia de Zhejiang, aunque ahora e ha multiplicado su produccion por todo el pais. Las hojas se recogen frescas. Su origen se remonta a la dinastía Tang (s.VI-IX dC) aunque fue en Taiwán (ex Formosa) donde más se empleó primeramente. Hay varios tipos mas de té verde chino conocidos, que difieren de nombre por la provincia de procedencia y reciben denominaciones en tambien en ingles (Green Tip, Green Snail Spring, Monkey Tea…).

Varias webs

Una respuesta a “El origen y las variedades del té

  1. Maravilloso y documentadísimo artículo, felicidades. Yo soy más de café, lo confieso, pero el té me gusta en una gran variedad de sabores. Recuerdo un té estupendo que me pusieron en un restaurante marroquí, con unas hojas de hierbabuena, quizá lo mejor que he probado respecto a esta bebida. O el rooibos anterior a cada partida que se precie…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s