Dune: Cymeks vs Omnius

-Es la septima vez que Omnius nos manda una flota aqui o a Bela Tegeuse. -Durante mil años, Omnius nos permitio servir a las maquinas pensantes. Segun sus calculos, deberiamos estar agradecidos, dijo Dante. -Creo que Seurat te esta contagiando su sentido del humor. Los Titanes habian creado neocymek con la poblacion esclavizada de Richese y Bela Tegeuse. Mediante precisas intervenciones quirugicas separaron los cerebros de los voluntarios de sus fragiles cuerpos humanos y los instalaron en fomas moviles mecanicas.

Los Titanes, siempre tan precavidos y despiertos, se aseguraron la lealtad de sus nuevos conversos instalando en sus sistemas de soporte vital un mecanismo de seguridad que causaria la desconexion inmediata si ellos morian. Esto no solo evitaba la traicion, sino que alimentaba en ellos el deseo fanatico de proteger a Agamenon, Juno y Dante. -Creo que saldre ahi fuera yo mismo. Hay alguna nave de guerra disponible para mi contenedor cerebral?. -Eso siempre, general Agamenon. Debemos responder a las Maquinas?. -Creo que nuestra respuesta quedara bastante clara cuando les ataquemos con minas descodificadoras

…Agamenon salio con paso decidido hacia la pista de despegue. Unos brazos mecanicos retiraron su contenedor cerebral y lo colocaron en un nicho de sistemas de la forma movil. Cuando el general salio a orbita con su nave de formas afiladas, se sintio como si tuviera un cuerpo atletico y volador…Aquel era un contingente mucho mayor que los anteriores, y para derrotarlo tendria que sacrificar muchas defensas. -Estan…preparandose…pa…pa…ra atacar, dijo Beowulf en una transmision enloquecedora. Los pensamientos dañados por Zufa Cenva eran confusos, y en tierra apenas si podia usar una forma movil sin tropezar y derribar cosas…-Dispersion siguiendo un patron aleatorio. Abrid fuego con impulsores!.

Las naves neocymeks se dispersaron con rapidez como lobeznos enseñando los colmillos. La flota robotica adopto una posicion de ataque, pero no acertaba a las pequeñas naves de los cymeks. Lanzaban las capsulas magneticas diseñadas por Holtzman, y copiadas de las armas de los hrethgir. Muchos neocymeks caian, pero sus capsulas se enganchaban a los cascos de las naves y comenzaban a enviar ondas de energia que dejaban inoperativos los circuitos gelificados. Agamenon sabia que muchos de sus neocymeks deseaban luchar contra Omnius…y no le sorprendia. La supermente habia oprimido al pueblo de Richese durante mucho tiempo. Era normal que quisieran vengarse…

…Estaban aplastando al enemigo con mayor facilidad de la prevista. -Penetrad en sus lineas y destruid tantas naves como podais, dijo Agamenon. Una nave misteriosa despego desde la ciudad y se aproximo hacia la flota robotica, pero no abrio fuego. Cuando se acerco a una nave, esta la capturo y conducida al interior. Entonces la Flota de Omnius se retiro. -Hemos decidido que hay otras batallas prioritarias. Volveremos con un mayor contingente. -Por supuesto, respondio el general. -Si volveis a venir os echaremos por las malas...Agamenon sabia que la proxima vez Omnius emplearia la suficiente fuerza para asegurarse la victoria. Debian abandonar el planeta, buscar otro mundo mas aislado…Al regresar descubrio que el piloto de la nave solitaria era el robot Seurat, que habia escapado tras cincuenta y seis años de cautiverio.

“La Cruzada de las Maquinas”, por B.Herbert y K.J.Anderson.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s