Dune: El Fremen ahogado

Aquellos reclutas Fremen llegados del desierto profundo, nunca habian visto un tanque tan enorme de agua en sus vidas, y ni mucho menos a cielo abierto. Los reclutas miraban la superficie ondulante del agua, notando la perdida de humedad con un temor supersticioso. -Vais a saltar ahi dentro, de uno en uno!, les grito Gurney…

-Os sumergireis. Antes de que acabe el dia, podreis nadar hasta el otro lado. “Nadar”, solo la idea les era extraña. -Muad’Dib lo ha ordenado, dijo un Fremen muy delgado llamado Enno, Y lo haremos!. Gurney sabia que aquellos Fremen se lanzarian contra una tormenta de Coriolis si Muad’Dib se lo pidiera. Mas voluntarios llegaban dia a dia de los sietches. Muchos planetas de la galaxia no sabian lo que se les venia encima…

-Este agua tiene solo tres metros de profundidad, y diez de largo. Encontrareis planetas con oceanos y lagos de cientos de metros. Debeis estar preparados para todo. -Como sobreviviremos?, pregunto un recluta. -El truco esta en nadar sobre el agua, pero ninguno de ellos entendio la broma. Algunos consideraban la piscina como un ejemplo de la grandeza desmedida de Muad’Dib, pero Paul habia ordenado su construccion como entrenamiento para sus guerreros del desierto. -Nosotros estudiamos la informacion que Muad’Dib nos dio. Las palabras nos enseñaran como nadar. Gurney estaba seguro de que cada uno de ellos habia estudiado el manual de instrucciones como si de un texto sagrado se tratara. Saco un solari de oro de su destiltraje, de los que aun tenian el rostro de Shaddam IV impreso. -El primero que me traiga esta moneda del fondo dela piscina, recibira una bendicion especial de Muad’Dib

Cualquier otro ejercito hubiera querido un incremento de la paga, un ascenso…Los Fremen llegarian a su limite por una bendicion de Muad’Dib…-Que estais esperando?, dijo mientras empujaba a los hombres al agua. Nadad!…Al cabo de una hora, muchos sabian al menos flotar, otros incluso hacian algo parecido a nadar. Muchos intentaban coger la moneda, pero Gurney pensaba que al final el mismo la tendria que recogerla…De pronto, Gurney escucho ruidos. Los Fremen pedian ayuda. Un cuerpo flotaba boca abajo. -Traedlo, dadle la vuelta para que respire!. Gurney se lanzo al agua, ya que eran incapaces de ayudarle…El fremen no respiraba, sus labios estaba azules. Mientras llegaba el medico, Gurney le practico tecnicas de reanimacion, consiguiendo su objetivo. Enno vomito toda el agua, y poco despues abrio la mano enseñando la moneda, -Como ordeno, comandante…Estoy vivo?…-Ahora lo estas. Has resucitado.  -Mori…por el agua!. Estoy bendecido por la abundancia!. Los Fremen comenzaron a murmurar con temor…un Fremen ahogado!.

“Paul of Dune”, de Brian Herbert y Kevin J. Anderson.

Una respuesta a “Dune: El Fremen ahogado

  1. Ufff, la cosa promete y mucho. 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s