Dune: Sentirse Fremen

“En esta epoca en que los medios de transporte de seres humanos incluyen artilugios que pueden atravesar las profundidades del espacio en el transtiempo, y otros artilugios pueden transferir instantaneamente a los hombres a traves de virtualmente inatravesables superficies planetarias, parece extraño pensar en interminables viajes a pie. Sin embargo, ese sigue siendo el medio primario de viaje en Arrakis.

Este es un hecho parcialmente atribuible a una preferencia generalizada y parcialmente al brutal tratamiento que este planeta reserva a cualquier artilugio mecanico. En las duras condiciones de Arrakis, la carne humana resulta ser el mas durable y confiable elemento para el Hajj (la peregrinacion). Quizas es la implicita consciencia de este hecho lo que hace de Arrakis el supremo espejo del alma”.

Manual del Hajj.

“Comprendio lo que se decia sobre los Fremen. Se suponia que no tenian conciencia, que la habian perdido en el fuego de la venganza contra aquellos que les habian hecho huir de planeta en planeta en una larga peregrinacion. Aquello era una estupidez, por supuesto. Solo los barbaros mas primitivos no tienen conciencia. Los Fremen poseian la conciencia mas evolucionada, centrada en su propia superviviencia como pueblo. Tan solo los extranjeros venidos de otros planetas podian considerarlos embrutecidos. Cada Fremen sabia muy bien que podia llevar a cabo un hecho brutal sin sentirse culpable por ello. Los Fremen no tenian culpabilidad por cosas que estremecerian las conciencias de otros. Sus rituales les liberaban de la culpabilidad, que de otro modo, hubiera terminado destruyendoles. Sabian que cualquier transgresion podia ser atribuida a “falta de autoridad” o “mala fortuna”, compartida con todos los seres humanos…

Ghanima echo a un lado todas las lagrimas y alimento su rabia. Se sintio pura Fremen, una extension cuidadosamente preparada de la brutalidad y se recreo en ello. Necesitaba solo un blanco…y este, obviamente, era la Casa Corrino. Ardia en deseos de ver la sangre de Farad’n derramandose en el suelo a sus pies.”

“Hijos de Dune”, de Frank Herbert.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s