Dune y el mundo moderno: La prescencia de Frank Herbert

“La saga Dune se puede clasificar como la autentica cumbre de la ciencia ficción, pero también puede ser interpretada como una alegoría velada de nuestro mundo, con el apetito insaciable de productos derivados del petróleo” (Willis E. McNelly)

Hay mucho de verdad en esta observación sobre la saga Dune, ya que estos libros no son simplemente metafóricos, sino altamente predictivos. “Dune” fue escrito en 1965, antes que cualquiera de los embargos de petróleo de la década de 1970 o el aumento salvaje de la demanda que hemos visto en los últimos años. En la saga, sobre todo en el volumen inicial, Herbert prevé muchos de los problemas que enfrentamos hoy en día con más insistencia: la producción y el precio del petróleo, las amenazas ambientales, la inestabilidad creciente del fundamentalismo en Oriente Medio, los intereses de las potencias mundiales, el fracaso – o abandono – de la diplomacia, y el asombroso costo en vidas, dinero, etc…

“Bajo la arena, se encuentran los ricos yacimientos de especia, de la que toda la estructura del imperio depende. La dualidad de la aridez y la riqueza aquí, es casi metafórica”.

Cinco años antes de Dune se publicara, el combustible y la gasolina simplemente no era una preocupacion mundial. La gasolina era relativamente barata, en un contraste notable con el actual red mundial de poder económico en torno a ella. Incluso los países con importantes recursos de petróleo y la industria, no tenian el poder real de con su control (creacion de la OPEP) provocar una crisis mundial.Oriente Medio es, en nuestro mundo, el Arrakis en “Dune”: el lugar donde las grandes potencias explotan este recurso basico. Vemos las maquinaciones políticas del Emperador y los Harkonnen (¿potencias imperiales – Harkonnen como el bloque soviético, los Atreides como el americano / occidental? – ¿Buenos y malos?), la manipulación encubierta de la Cofradía (¿las compañías petroliferas?), y los cambios en las facciones dominantes del feudo, que recuerdan las acciones diplomaticas y politicas propias de la descolonizacion, y es que hace no tanto, Oriente Medio fue en su mayor parte, “propiedad” de Europa.

¿Cuántas personas han prestado atención a la predicción de Herbert del aumento del fundamentalismo islámico y su violento enfrentamiento con el mundo moderno?. ¿Cuántos, incluso hoy, entienden la diferencia entre suníes y chiíes o la mística del sufismo o la complicada política tribal de la región, ya sea en Irak, Irán, Turquía o Afganistán?. Podemos ver claramente el paralelismo en la presentación de Herbert de los Fremen: su cultura y la vida cotidiana se oculta al exterior, tanto que ni siquiera se sabe cuál es su población exacta. Estos escuchan la llamada fanatica a la creación de un paraíso terrenal, y que odian la intromisión y la arrogancia de las potencias ocupantes de Arrakis, con deseo de auto-determinación y control.

Los Harkonnen describen a los Fremen como “chusma”, y subestiman su compromiso y su poder militar, preveyendo una victoria fácil y rápida una vez caidos los Atreides. Pero la guerra de guerrillas de  Muad’Dib, con gran éxito por las tácticas aprendidas de Gurney Halleck y Duncan Idaho, desestabilizan el gobierno planetario y la producción de especia. Los Harkonnen entienden a los Fremen como unos  terroristas fanaticos que siguen a un tal Muad’Dib, el mítico Lisan al-Gaib vienen a la vida, como si fuera un imán contemporáneo que les ha prometido la salvación eterna a todos los dispuestos a morir por su causa.

Sobre la especia, Paul le dice a Gurney:

“Aquel que puede destruir una cosa, la controla”.

Como resultado, los distintos poderes del Imperio convergen en Arrakis y agentes de la Cofradia compran toda la especia que pueden encontrar, incluso mientras aumenta su precio. ¿Podemos extrapolar esto a los continuos ataques y atentados a instalaciones petroliferas, asi como a las fuerzas ocupantes en Irak, Afganistan…?.

Más allá de estas luchas y conflictos, esta la pura Yihad, la guerra religiosa de Paul Muad’Dib y sus Fremen, en la que hace arder la galaxia y resulta en miles de millones de muertes. ¿No podemos ver esto como una predicción de lo que ocurriria si el fundamentalismo islámico no se contiene en  Oriente Medio, y se exporta a otros continentes y naciones?. Así como los Harkonnen en Arrakis, y las maquinaciones del Imperio, incitan al odio de los Fremen, décadas de intrusión occidental en la región han creado una población dispuesta a aceptar la yihad, un fervor irracional para nuestras mentes occidentales.

Por William A. Senior

3 Respuestas a “Dune y el mundo moderno: La prescencia de Frank Herbert

  1. Brillante artículo. Coincido en tus apreciaciones, muestran un claro paralelismo con la situación del mundo actual que nos rodea. 🙂

  2. Sabes que me he puesto a pensar en paralelismos de Dune con la vida de hoy. Me parece que hay que dejar claro que F. Herbert no era un nostradamus, y que por lo tanto no eran “predicciones”, sino m’as bien extrapolaciones, en todo caso alegor’ias. M’as que el petr’oleo (que es un combustible), el paralelo de la especia lo veo en el opio. El 90% de la producci’on de opio viene de Afganist’an. Con el opio se fabrica la hero’ina, droga de lujo, que se consume en los pa’ises ricos. Antes de la invasion a Afganistan la produccion de Opio en Afganistan estaba bajando. (sic) Con la ocupaci’on de las fuerzas de la ONU la produccion volvio a subir (me pregunto que hacen militares en Afganistan aumentando la produccion de opio)
    Un lugar en el planeta donde se est’a oprimiendo a la gente y generando miles de personas sobreviviendo a la violencia m’as pura es Ciudad Juarez, es un interesante paralelismo con Segusa Secundus. Millones de mejicanos ah’i, dispuestos a empu;ar un arma. Lo unico que no coincide demasiado es que tanto los Sardaukar como los Fremen tienen una cierta mistica guerrera o religiosa. La fama de los Sardaukar me hace acordar a los marines norteamericanos.
    Voy a seguir leyendo la saga. Salud!

  3. Hola!

    Interesantes analogias, porque mucha gente desconoce una cosa importante de la especia (aparte de sus beneficios geriatricos, por ej.), y es que es la especia es adictiva como el opio (aunque no al mismo nivel). Y si, en este caso los Marines y la USAF serian los Sardaukar, no olvidemos quien es el Imperio.

    Un saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s