Dune: El funeral de Muad’Dib

Ninguna madre deberia ver el funeral de su hijo. En un lugar privado que presidia toda la plaza central de Arrakeen, Jessica y Gurney permanecian junto a Alia, Duncan, Stilgar y la recien perdonada Princesa Irulan. Un coche funerario de color negro se acerco, llevado por dos leones de Harmonthep. Jessica supo entonces que no se pareceria en nada a un funeral tradicional Fremen. Alia habia planeado la ceremonia como la leyenda de Muad’Dib demandaba. Toda la planicie de Arrakeen no podia contener a los millones que habian venido a llorar a Muad’Dib, Fremen y extraarrakenos.

Siete dias de pompa se habian alargado para llegar al climax de aquella noche, como una celebracion de la grandeza de Muad’Dib. Una hora antes, Jessica vio a dos Fedaykin poner la gran urna funeral en el coche, una jarra ornamentada que deberia contener el agua de Muad’Dib. Pero estaba vacia, porque el cuerpo de Paul nunca fue hallado. Las hambrientas arenas se lo habrian tragado. Mucha gente creia fervientemente que no estaba realmente muerto.

Tras los leones, marchaban un cuadro de Fedaykin uniformados y sacerdotes vestidos de amarillo, portando estandartes verdinegros de los Atreides. El coche paro, y la urna comenzo a aparecer abriendose como los petalos de una flor. La urna ascedia iluminada como si fuera un sol cuya luz se extendia por toda la plaza. Muchos cayeron de rodillas. “Incluso en la muerte, mi hermano inspira a su gente”, Alia dijo a su madre. Ella, aun no podia aceptar la muerte de su hijo. Era demasiado fuerte, un poder de la naturaleza, con su propia prescencia. Mientras ascendia la urna, Jessica sintio amor y perdida, sentimientos contrarios a la Bene Gesserit, pero no le importo. “Es el funeral de mi hijo”

…La urna seguia ascendiendo simbolicamente hacia el cielo. La ceremonia era ostentosa, pero la multitud no sentia temor alguno…De pronto, Jessica oyo el sonido de unos ornitopteros. Miro al cielo oscuro y vio un grupo que les sobrevolaba formando unas extrañas nubes de vapor. “Que es esto!?”, pregunto Alia. Una ceñuda figura aparecia sobre la nube de vapor, una proyeccion. Jessica lo reconocio: Bronso de Ix. La voz inundo la plaza: “Dejad ya este circo vergonzoso. Muad’Dib era un hombre, no un dios!. Era el hijo de un duque del Landsraad, nada mas. Abrid los ojos!”

…La multitud rugio contra la figura que interrumpia la sagrada ceremonia. En ese momento, los suspensores de la urna fallaron y esta cayo, estrellandose en la plaza. Los dolientes maldecian al cielo, pidiendo la cabeza de Bronso. En ese momento, los ornitopteros estallaron y cayeron tambien…Alia gritaba ordenes a los guardias, buscando a los complices de Bronso. Jessica, mientras, a regañadientes, reconocia la inteligencia del plan de Bronso. Entendio que habia usado tecnologia ixiana para su propio espectaculo. Sabia que no tenia sentido buscarle, que no estaria cerca, y habria disfrutado de su victoria lejos de Arrakeen.

“The Winds of Dune”, de Brian Herbert y Kevin J. Anderson.

Una respuesta a “Dune: El funeral de Muad’Dib

  1. Interesantísima escena. La cosa promete. 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s