Dune: El Agua de Muerte

-Ha visto realmente con el Agua de Vida?, pregunto Chani, soltandose de las manos de Jessica. -Ha visto, susurro esta. Sobre todos los demas, la dominaba el pensamiento de que su hijo era el Kwisatz Haderach, aquel que podia estar en muchos lugares al mismo tiempo. Era el sueño Bene Gesserit hecho realidad. Y aquella realidad no le proporcionaba ninguna paz.

Chani sintio un soplo de aire rozarle en su mejilla. -Era Otheym, dijo Paul. Estaba escuchando. Aceptando aquellas palabras, Chani se sintio tocada por algo de la prescencia que habia en Paul, y supo que algo que aun no habia ocurrido como si fuera un acontecimiento del pasado. Otheym hablaria de cuanto habia visto y oido. Otros difundirian la historia, hasta que se esparciera como un mar de llamas por todo el planeta. Paul Muad’Dib no es como los demas hombres, dirian. Es un hombre, y puede ver a traves del Agua de Vida como una Reverenda Madre. Es realmente el Lisan al-Gaib.

-Tu has visto el futuro, Paul -dijo Jessica. Que has visto?. -No el futuro, dijo. El ahora. El espacio por encima de Arrakis esta repleto de naves de la Cofradia. Incluso el propio Emperador Paddishah esta aqui. Con su Decidora de Verdad favorita y cinco legiones de Sardaukar. El viejo Baron Harkonnen esta aqui con Thufir Hawat a su lado y siete naves de todos los hombres que ha podido reclutar. Cada Gran Casa tiene tropas encima nuestro.

-Que esperan?. -El permiso de la Cofradia para aterrizar. La Cofradia abandonara en Arrakis a cualquiera que aterrice sin su permiso. -La Cofradia nos protege!?. -Protegernos!?. Ha sido la Cofradia quien ha creado esta situacion. Han divulgado lo que hacemos aqui y han bajado las tarifas del transporte de tropas hasta el punto de que cualquier Casa menor esta ahi arriba, a la espera de poder saquear algo

-Madre, debes cambiar una cantidad de Agua para nosotros. Necesitamos el catalizador. Chani, quiero que envies una patrulla de exploradores al desierto…que encuentren una masa de preespecia. Si echamos una cantidad de Agua de Vida sobre una masa de preespecia sabes lo que ocurrira?. -Paul!, exclamo. -El Agua de Muerte, dijo el. Sera una reaccion en cadena. Esparcera la muerte entre los pequeños hacedores, destruyendo el ciclo vital. Arrakis se convertira en una desolacion, sin especia ni hacedores. Chani se llevo la mano a la boca, aterrada…-Quien puede destruir algo es quien lo controla, dijo Paul. Nosotros podemos destruir la especia.

“Dune”, de Frank Herbert.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s