“Mesias de Dune”, mis reflexiones

Sin ninguna duda, retomar cualquiera de las novelas de la saga original de Frank Herbert es un placer. Siempre descubro cosas nuevas, detalles que habia olvidado y con los que me reencuentro, enlazandolos con otros momentos de la saga…Aqui me teneis, con una hoja tomando notas, el boli entre los dientes mientras viajo en el metro. Como le pasa a muchos con la “Guerra de las Galaxias”, la segunda parte (”El Imperio Contraataca”) es su favorita. A mi esta segunda de la saga Dune me parece una maravilla. En fin, hablemos del “Mesias de Dune”

Leer este “Mesias” siempre me recordo a aquella mitica “La Caida del Imperio Romano”. Adaptemoslo a “La Caida del Imperio Atreides”. Es un cambio de registro total, porque venimos de la epica del “Dune”. Encontramos una Yihad de Muad’Dib descontrolada, como una tormenta de coriolis que arrasa el universo. Y, por supuesto, un personaje, Paul Muad’Dib, absolutamente desbordado por una situacion que le vino impuesta, un destino del que no puede escapar. Hay una gran parrafo, donde Paul explica que la Yihad no se puede parar por mucho que el, Emperador, lo quisiera. Que incluso muerto, la Yihad seguiria recrudeciendose. El caracter mesianico que ha tomado su imperio (la Qizara en vez de embajadas, monjes fanaticos en vez de diplomaticos) lo envuelve todo.

Personaje torturado, Paul encuentra la liberacion final a su carga en la marcha al desierto tras quedar cegado. Una vuelta a sus principios Fremen, abandonados por la Yihad. La corrupcion de su yo-fremen ha alcanzado a toda la sociedad fremen a la que ha llevado a su momento de mayor gloria. Los “parias” de Arrakis han tomado el universo, pero el universo los cambia para finalmente desaparecer (gran aparicion esa del fedaykin Farok!). Los fremen se acaban cuando acaban sus principios, su mundo desertico, rostros llenos de humedad…cuando los vendedores ambulantes de agua maldicen el nombre de Muad’Dib.

La lucha contra la prescencia es fundamental en el “Mesias”. La aparicion del tarot es un interesante contrapunto, una via de escape que altera la prescencia, la busqueda de otra verdad. La prescencia ha funcionado, ha dado exitos a los Atreides, y la gente busca su manera de ver el futuro, su propia manera de ser prescientes, el tarot. Todos saben que Paul ve el futuro, pero Paul no puede controlar esas visiones. Siempre la eterna pregunta: “Que has visto?”. Y Paul miente a los suyos, le asusta el futuro que ve, sabe que Chani morira en el parto. No quiere para los demas lo que tiene para si mismo, su propia condena presciente.

En el complot encontramos una “Asociacion de enemigos de los Atreides S.A.” muy interesante. Delicioso el personaje de Scytale. Mohiam representando lo mejor de la Hermandad. Curiosa diatriba la suya cuando Paul ofrece su simiente para Irulan, el “in vitro” que repugna a la BG, pero que despues no dudaran en usar a la mismisima manera tleilaxu (pecado mortal convertido en sacramento!). Hayt, la trampa declarada (”Me han traido para destruiros”) en la que caer y apoyarse. El navegante Edric y la Cofradia cubriendo las espaldas al plan, apoyados tambien por algunos de los mismisimos Naibs Fremen (a los que los cambios en Dune no les estan gustando nada de nada…).

En fin, que recomiendo encarecidamente la lectura, por supuesto, pero siempre despues del “Dune” original, para “saborearlo” mejor.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s