Dune: Muerte de Xavier Harkonnen e Iblis Ginjo

Cuando partieron de Tlulax, Xavier Harkonnen pilotaba la nave diplomatica personalmente. Ya lo habia hecho en su viaje de ida, era su deber. Aunque se le veia cansado, insistio en cumplir su obligacion. Iblis Ginjo, parecia satisfecho de pie en la cabina del piloto. Los sargentos de la Yipol controlaban a Xavier, que sabia que el Gran Patriarca no podia arriesgarse a que el escandalo de las granjas de organos saliera a la luz. No le dejaria llegar vivo a Salusa Secundus…

…No, los sargentos de la Yipol provocarian algun accidente, fingirian despues su pesar por la muerte del viejo heroe. Asi podria Iblis seguir con sus planes, como destruir Caladan, y convertir a toda su poblacion en donantes involuntarios de organos, y despues avivar con ello la llama de la Yihad. -Siempre he hecho lo mejor para la Yihad, dijo misteriosamente Xavier. -Todos podemos decir lo mismo, respondio Iblis. No podia dejar que aquel hombre corrupto siguiera ejerciendo su poder. Discretamente, Xavier ya habia dado instrucciones al Quinto Paolo. La nave kindjal de reconocimiento con motores Holtzman plegaria el espacio con el mensaje. Paolo acepto el riesgo…

-Que es eso?. -Parece que la escotilla del hangar se esta abriendo. Los hombres de Iblis miraron alrededor. -Su ayudante!. Que se llevan entre manos?. -Esta lanzando el kindjal. No creo que sus hombres lleguen a tiempo, dijo satisfecho. Los sargentos se lanzaron por el corredor de la nave. Sonriendo, Xavier manipulo los controles y cerro la puerta de la cabina, dejando cerrados a ambos. Despues inutilizo el mecanismo de la puerta. Iblis miraba alarmado. -Esperaba que entendiera mi posicion, Primero. -Se mucho sobre usted. Las granjas de organos son solo uno mas de sus imperdonables crimenes y engaños. Se lo de Chussuk, Balut o Rhisso, y lo que tenia pensado para Caladan. Xavier sello la ruta en los controles de la nave, y cortocircuito los controles. -Que esta haciendo!!??…

-No tiene pruebas. -Interesante. Pero no es precisamente lo que diria alguien que es inocente. Iblis intento manipular los controles. Golpes sonaban en la puerta. Serena lo entenderia. Dejeles que entren!. -Serena comprendia la necesidad del sacrificio, y cuando llego el momento lo hizo personalmente. Es usted un egoista. -Nadie le escuchara!. Mi poder es muy solido. -Lo se. Se levanto con una extraña formalidad, mientras se arreglaba el uniforme. Por eso no puedo permitir que los politicos se encarguen de esto. Usted y su lacayo Thurr se librarian. Lastima no este tambien aqui. Como oficial, y por el bien de la Yihad, es mi deber eliminar al enemigo. Hoy es usted el mayor enemigo de la humanidad, Iblis Ginjo…

-Haga que demos la vuelta!. -He inutilizado los controles. Nada en el universo podria alterar la ruta. Iblis comprendio. -No puede hacer esto!. -Ha sido facil. Mire al sol de Thalim, ve?. Cada vez esta mas brillante. -No!…La nave comenzo a sacudirse a causa de la ionizacion del sol…Xavier penso en su vida, en su familia. Esperaba que el Quinto cumpliera su mision. Vorian lo entenderia. Iblis gritaba una y otra vez, mientras el calor se hacia cada vez mas intenso…Xavier cerro los ojos con fuerza. Una pira funeraria apropiada para el y el Gran Patriarca. Mientras la nave volaba al corazon del sol, Iblis no dejo de chillar…

“La Cruzada de las Maquinas”, de B.Herbert y K.J.Anderson.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s