Dune: Sayyadina Jessica

Jessica noto como el sol de Arrakis surgia tan rapidamente que parecia saltar sobre el horizonte. Ella miro donde señalaba Stilgar. Gente al borde de la depresion, huyendo de la claridad del dia. -Ese es nuestro hogar. Estaremos alli esta noche, dijo tirando de su bigote. Cuando les haya advertido, se prepararan para recibirnos. -Tu gente tiene buena disciplina. Obedecen las leyes de preservacion de la tribu

-Asi elegimos a nuestros jefes. El jefe es aquel que es mas fuerte, el que procura agua y seguridad, dijo mirandola. Jessica sostuvo su mirada. -He comprometido tu posicion de Naib venciendote, Stilgar?. -No me habias desafiado. -Un jefe debe mantener el respeto de sus hombres. -No hay ninguno de esos piojosos de arena que yo no pueda revolcar por el suelo. Venciendome a mi, nos has vencido a todos nosotros. Ahora todos esperan de ti…tu extraño arte…y algunos quieren saber si me desafiaras…No te lo aconsejo, porque no te seguirian. Tu no eres de la arena. Lo han podido ver en nuestra marcha nocturna. -Gente practica. -Cierto…

…A media distancia, Jessica observo un enorme gusano avanzando por la superficie, y algo que parecian ropas Fremen ondeaban en su lomo. -Seria mejor cabalgar, dijo Stilgar, pero no podemos en esta depresion. -Debemos volver con los demas, dijo Stil. Mi gente podria sospechar que te estoy seduciendo. Algunos ya se sienten celosos porque mis manos rozaron tu belleza anoche, en la lucha. -Basta!. -No queria ofenderte. Entre nosotros nunca tomamos una mujer contra su voluntad. -Yo era la Dama de un Duque. -Como quieras. Sellemos esta abertura para permitir un relajamiento de la disciplina de los destiltrajes

…Stilgar carraspeo, intuyendo la inquietud de Jessica. -Lo mas importante en un jefe es lo que lo ha hecho un jefe: Las necesidades de su pueblo. Si me enseñas tus poderes, llegara el dia en que nos desfiaremos. Preferiria otra alternativa. -Cual?. -La Sayyadina. Nuestra Reverenda Madre es vieja…No me ofrezco necesariamente como compañero. No es nada personal, aunque eres hermosa y deseable. Pero algunos de mis hombres mas jovenes creeran que me preocupo mas de mis placeres que de las necesidades de la tribu…Hay algunos jovenes en la tribu que han alcanzado la edad de los pensamientos salvajes, y han de ser guiados cautelosamente en ese periodo. No quiero darles razones para el desafio, porque entonces tendre que matarles o herirles. Un jefe comprende, es lo que diferencia a un pueblo de una turba…

*** Sayyadina: Acolito femenino en la jerarquia religiosa Fremen.

“Dune” de Frank Herbert.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s