Dune: La muerte del Baron Harkonnen

Dos Sardaukar aparecieron tras el trono, llevando a una niña que no parecia tener mas de cuatro años. Llevaba un aba negro, y la capucha echada hacia atras revelaba los cierres de un destiltraje que colgaban sujetos del cuello. Sus ojos tenian el azul de los Fremen. No parecia en absoluto asustada, y habia algo en su mirada que turbo al Baron, e incluso la vieja Decidora de Verdad dio un paso atras cuando la niña paso a su lado.

-Asi que este es. No tiene muy buena apariencia, eh?. Un viejo gordo y asustado, demasiado blando para soportar su propia grasa sin ayuda de suspensores. El Baron quedo petrificado. -Querido Baron, os presento a la hermana de Muad’Dib, dijo el Emperador. La niña se sento en el estrado al lado del trono, haciendo bascular sus pequeños pies. Habia un aire de seguridad en todo lo que hacia. -Envie una reducida fuerza a las regiones deshabitadas. Apenas consiguieron escapar con tan solo tres prisioneros y un solo transporte. Lo ois, Baron?. Mis Sardaukar fueron aniquilados por una fuerza compuesta de mujeres, niños y ancianos. Esta niña estaba al mando de un grupo, dijo el Emperador. -Yo me deje capturar, dijo la niña. No queria enfrentarme con mi hermano y decirle que que su hijo habia sido asesinado…

-Majestad, dijo la Bene Gesserit, mientras ponia una mano en el hombro del Emperador y le susurraba algo al oido. -Aterrorizale un poco mas, Shaddam, dijo la niña. -Callate, niña!, grito el Emperador. Es posible, Baron, que no reconozcais a la hija de vuestro aliado, el Duque Leto, como me dice nuestra Decidora de Verdad?. -Mi padre nunca fue su aliado. El Baron Harkonnen estaba paralizado, estupefacto. -Soy Alia, hija del Duque Leto y Dama Jessica, hermana del Duque Paul Muad’Dib Atreides. Mi hermano ha prometido empalar tu cabeza en la punta de su estandarte, y creo que lo hara. -Basta!. -Yo no recibo ordenes del Emperador, dijo Alia. Miro fijamente a la Decidora de Verdad, ella lo sabe. -Esa niña es una abominacion, grito la vieja Bene Gesserit. Su madre merece un castigo como nunca se le haya impuesto a nadie por engendrarla!!….Sal de mi mente!!. -Que es este desatino?, pregunto Shaddam. -Matadla!!, murmuro Mohiam, matadla!!…

-Este juego esta durando demasiado. Reunire mis fuerzas para que reduzcan este Arrakis a…-Mi hermano esta llegando, le interrumpio Alia. Incluso el emperador temblara ante Muad’Dib. La estancia retumbo de pronto y una cascada de arena cayo tras el trono. -Te lo dije. Los Sardaukar tomaron posiciones. -Atacan protegidos por la tormenta, dijo el Emperador. Señalo a Alia. -Arrojad su cuerpo a la tormenta. Alia retrocedio lanzandose contra el Baron. -La tengo, Majestad!, grito el Baron.  –Voy a arrojarla, aaaaahhh…!. -Lo siento abuelo, acabas de conocer el Gom Jabbar de los Atreides. -Tu, tu…, mientras rodaba su enorme masa flacida con la cabeza colgando y la boca abierta.

“Dune” de Frank Herbert.

Ilustracion de Evo Dune.

2 Respuestas a “Dune: La muerte del Baron Harkonnen

  1. Es una escena intensa y emocionante. Recuerdo que me dejó un gran sabor de boca.

  2. Estoy de acuerdo. Una escena muy intensa. 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s