Dune: El Pasillo de la Muerte

Hoy, los aprendices de la Escuela de Maestros Espadachines vivirian o moririan en funcion de lo que habian aprendido. Aquellos que superaran (sobrevivieran) esta fase todavia deberian superar una bateria de examenes orales, de historia y filosofia de la disciplinas de lucha que habian estudiado. Despues, los vencedores regresarian a la isla principal, contemplarian los restos sagrados de Jool Noret y volverian a casa como Maestros Espadachines.

-Un tigre en un brazo y un dragon en el otro. Solo un verdadero guerrero es capaz de sobrevivir al Pasillo de la Muerte, dijo el Maestro Mord Cour. Despues de ocho años, de los ciento cincuenta alumnos que comenzaron, solo quedaban un tercio. Para sobrevivir al recorrido, debian enfrentarse a meks de combate, holoilusiones, trampas…-Escoged vuestras armas!, grito Jeh-wu. Duncan escogio dos cuchillos cortos, una lanza larga que sumaba a la espada del Duque…

Uno a uno los estudiantes iban entrando. Duncan rezo una oracion silenciosa y cuando oyo su nombre, se precipito a lo desconocido. Vigila todos los puntos. Dos meks de combate acechaban a ambos lados del pasillo. Duncan dio una voltereta y ataco con la lanza, hundiendola en el cuerpo metalico. Pisaba ahora un suelo de madera con sus pies desnudos. A un lado vio un cuerpo mutilado. No se paro a identificarlo. Avanzo hasta el borde de un estanque de aguas volcanicas. Se sumergio y nado hasta los tuneles de lava. Casi sin aire, emergio al otro lado, en otro estanque donde le esperaban mas meks. Duncan, luchando como un animal, entendio entonces que el objetivo no era acabar con todos sus enemigos, sino atravesar el Pasillo. Repelio a los meks y avanzo hacia una zona de selva…

…Un puente de cuerda se tendia sobre un abismo. Un reto de equilibrio que seguro empeoraria. Holobestias aparecieron en mitad del paso. Las ataco con la lanza de nuevo. El desafio es controlar el miedo, concentro en su mente. Cruzo con habilidad el puente. A veces vislumbraba observadores de la Escuela en los bordes del Pasillo. Esquivo una serie de disparos, rodando, un venablo que le lanzaron y usando su lanza como pertiga salto el obstaculo. Detuvo, segun caia, a dos meks-flecha con la madera de la lanza. “Un joven con unos cojones como los tuyos ha de pasar a formar parte de mi Casa”, le habia dicho el viejo Duque Paulus cuando era joven…

…Un enorme caldero de aceite hirviendo era el ¿ultimo? obstaculo, y que bloqueaba todo el sendero. No podia ver por el humo. Hilos shiga surgieron tras de el, no habia escapatoria. Tampoco tenia intencion de retroceder. Duncan se preguntaba como superarlo. De pronto oyo como la cancela se lanzaba sobre el. Desenvaino la vieja espada de Duque y se lanzo sobre la valla del pasillo, protegida por escudos. Un escudo podia ser atravesado si se impactaba a la velocidad precisa. Metio la espada como si destripara pescado y despues todo el cuerpo, apareciendo en el exterior. -Excelente!, tenemos otro superviviente, dijo el Maestro Reed. -Era la unica salida?, pregunto Idaho. -Solo una de las veintidos, dijo el anciano.

“La Casa Harkonnen”, de Brian Herbert y Kevin J.Anderson.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s