Dune: La muerte de Liet-Kynes

El hombre se arrastro sobre la cresta de la duna. Era apenas una mota que se confundia con la arena en el resplandor del sol de mediodia. Iba vestido tan solo con los restos de la capa jubba, su carne desnuda era mordida por las ardientes rafagas. La sangre se habia coagulado en su espalda, brazos y piernas. Extenuado, sus movimiento aun conservaban cierta precision. -Soy Liet-Kynes, dijo hablando para si mismo y dirigiendose al vacio horizonte, soy el Planetologo de su Majestad Imperial, jadeo, en Arrakis. Soy el servidor de este lugar, de esta arena

Se daba cuenta que estaba en el umbral del delirio, de que tenia que hundirse en la arena, meterse en ella hasta encontrar un estrato profundo mas frio y enterrarse. Pero noto el olor dulzon rancio de una bolsa de preespecia bajo el. Conocia el peligro que ello representaba, mejor que cualquier otro Fremen. Si el olor llegaba a el, era señal de que habia una presion muy proxima a la explosion, y debia alejarse. Intento arrastrarse…

-Te has metido en un buen lio, hijo, dijo una voz. Deberias haber comprendido las consecuencias de tu accion cuando ayudaste al hijo de ese Duque. Estoy delirando, penso Kynes. Era la voz de su padre, Pardot Kynes, muerto hacia mucho en la Depresion del Yeso. Liet se giro, pero no vio a nadie. Los halcones del desierto, carroñeros, empezaban a girar encima de el. Hay pajaros carroñeros encima mio. Quizas algunos de mis Fremen los vean y vengan a investigar. -Para el trabajo planetologico, el ser humano es el instrumento mas importante, dijo su padre. Estoy oyendo cosas que oi cuando era niño, penso, el solo esta en su cenit y estas sin destiltraje. ¡Ni siquiera me dejaron un destiltraje!…

-Realmente vas a morir, dijo la voz, si no te apartas de esa burbuja de gas que esta formada bajo ti. Quizas los Fremen han visto los pajaros, no estaran lejos aunque sea de dia, penso irguendose sobre la arena. -Debemos hacer en Arrakis algo que aun no ha sido intentado en otro planeta: usar al hombre como fuerza ecologica constructiva…-Callate viejo, murmuro Kynes. Deja las lecciones, padre…Nadie consiguio callarte nunca, penso. Lecciones, lecciones…siempre lecciones. Los halcones se posaron junto a el mientras la voz le hablaba. ¿Donde esta mi pueblo cuando lo necesito?…-No podria haber mayor desastre para tu pueblo que el caer en manos de un heroe, dijo su padre.

Los halcones alzaron el vuelo, y oyo entonces un bramido en la arena. Todos los Fremen y las criaturas del desierto conocian aquel sonido. La burbuja engulliria todo lo que encontrara en la superficie. Yo soy una criatura del desierto, penso Kynes. ¿Me ves, padre?. Soy una criatura del desierto…

“Dune” de Frank Herbert.

Una respuesta a “Dune: La muerte de Liet-Kynes

  1. Una escena que muestra toda la crudeza de Dune. 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s