Dune: Asi nacio el ghola de Paul Atreides

Fue un nacimiento regio, pero sin la habitual pompa. De haber sucedido aquello en otra epoca, en el lejano Rakis, los fanaticos habrian corrido por las calles gritando: Paul Atreides ha vuelto a nacer. Muad’Dib, Muad’Dib!!”. Duncan Idaho recordaba bien aquel fervor.

Cuando la Jessica original dio a luz al Paul original, corrian tiempos de intrigas politicas, asesinatos y conspiraciones que desembocaron en la muerte de la Emperatriz Anirul, esposa de Shaddam IV, y casi en el asesinato del bebe. Segun la leyenda, todos los gusanos de arena de Arrakis se elevaron por encima de las dunas para anunciar su llegada. La Bene Gesserit manipulo a las masas con trompetas y presagios, y celebraciones delirantes sobre profecias que se hacian realidad. Sin embargo, el hecho de decantar al primero de los gholas parecia algo totalmento mundano, mas proximo a un ejercicio de laboratorio que a una experiencia religiosa.

Duncan se volvio hacia Sheeana. Era consciente de los temores de la Bene Gesserit. Paul tenia el potencial en la sangre para convertirse en el nuevo Kwisatz Haderach. ¿Esperaban Sheeana y las suyas poder controlarlo mejor esta vez, o seria un nuevo desastre?. Y por otro lado, ¿Y si Paul era el unico que podia salvarles del Enemigo exterior?. Cuando las doctoras B.G. Suk sujetaron al bebe, Duncan contuvo el aliento. Tras varias pruebas, lo envolvieron en unas ropas termicas y dijeron: -Esta intacto, integro. El experimento ha sido un exito.

Duncan fruncio el ceño. ¿Experimento?. Un velo de recuerdos cayo sobre el: de cuando el y Gurney dieron al joven Paul sus primeras lecciones de espada y escudo, la partida hacia Arrakis…Sheeana cogio al bebe y hablo: -Para los Fremen, el era el mesias. Para la Bene Gesserit, un ser sobrehumano que aparecio en las circunstancias equivocadas y escapo de control. -Es un bebe, dijo el viejo rabino. Un bebe antinatural. La mujer estaba sentada sobre la mesa de operaciones, conectada a tubos y bombas, un tanque axlotl. El anciano miraba el rostro flacido de Rebecca y veia su fracaso personal. Antes de que las B.G. extrajeran al bebe de su vientre hinchado, habia rezado por su alma. Con un profundo desagrado, el Rabino se dirigio a la puerta musitando: -¡Que abominacion!.

“Cazadores de Dune”, de Brian Kerbert y Kevin J.Anderson.

***Foto: Portada del juego para PC de “Dune”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s