Dune: Duncan Idaho, la supermente

-Nuestras fuerzas no carecen completamente de lider. Ahora que Omnius no esta, yo controlo a las maquinas. Tengo todos los codigos, la programacion intrincada e interconectada, dijo Erasmo. -Dame los codigos de acceso, dijo Duncan. -Puedo darte mucho mas que eso…Y necesitaras mucho mas. Estamos hablando de un imperio mecanico entero, de millones de componentes. Tendria que compartir contigo, del mismo modo que mis Danzarines Rostro compartieron todas esas maravillosas vidas conmigo. Es lo logico tratandose de un Kwisatz Haderach.

-Entonces hazlo, Erasmo. Aferro la mano de platino del robot y puso la suya contra el rostro del robot. La prescencia parecia guiarle. -Duncan, esto es peligroso, dijo Paul. -El peligro soy yo, Paul. El robot hizo una pausa, como si calculara, e imito finalmente al hombre tocandole el rostro. Duncan sintio el frio metal que le resultaba suave. Duncan entonces se expandio, llevando su mente al territorio desconocido de los pensamientos del robot, mientras el otro hacia otro tanto. El metal liquido empezo a cubrir a Duncan. -Intuyo una creciente confianza entre nosotros, dijo Erasmo. Se habian fusionado. Una sustancia viscosa y metalica cubria ahora su brazo como la trucha de arena que en tiempos absorbio el cuerpo de Leto II

…Erasmo meditaba durante la fusion. Con mi curiosidad, años de existencia y mi comprension de humanos y maquinas, no sere yo el equivalente mecanico del Kwisatz Haderach?. -No lo eres, dijo Duncan. El metal seguia recubriendole. Sus compañeros corrieron hacia el, pero no se apartaba. Era en nuevo portaestandarte de la humanidad y debia avanzar, dejo que los datos entraran en su mente. Su mente se abrio aun mas y dejo pasar las experiencas del robot…Finalmente se retiro, y el metal liquido se separo de el, aunque su estructura celular habia quedado transformada para siempre. Se dio cuenta que era la nueva supermente, Erasmo no le habia engañado. Duncan podia ver todos los sensores, todas las naves enemigas…y el podia detenerlos si queria…

-Que te ha pasado, Duncan?, dijo Paul. -Estoy bien, aunque he cambiado. Erasmo lo ha compartido todo conmigo…incluso lo mejor de si mismo. -Ahora tienes el control de las Maquinas, son tuyas, incluso de mi mismo. Es el Kralizec, has cambiado el universo. Hemos hecho que la profecia se convierta en realidad…

-Desconectalas, Duncan!, dijo Jessica. -Es eso lo mas honorable?, respondio Duncan. -Vuestra Gran Convencion nos desprecia, dijo Erasmo. “No crearas una maquina a semejanza de la mente humana”. ¿Es eso lo que quieres, Duncan?. Duncan vio que hacia falta un equilibrio. Debo convertirme en una sintesis entre hombre y maquina. Duncan se volvio hacia los otros. Despues de la Yihad Butleriana, la humanidad se excedio al prohibir todo inteligencia artificial. Los humanos nos hemos negado una herramienta util…Podemos hacer mucho mas. Ahora lo veo. Humanos y maquinas cooperando, sin esclavos, y yo sere un puente entre los dos.

“Gusanos de arena de Dune”, de Brian Herbert y Kevin J.Anderson.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s