Dune: El soborno a la Cofradia

Un pajaro negro que aullaba surgio del cielo y descendio a toda velocidad, un toptero a chorro con un feroz gusano de arena pintado en el morro, con las fauces abiertas que revelaban afilados dientes de cristal. En le lecho reseco del lago, cuatro fremen cayeron de rodillas y gritaron de terror. Las parihuelas que portaban se volcaron. Liet-Kynes permanecio inmovil con los brazos cruzados. -Levantaos, grito, Quereis que piensen que somos viejas cobardes?.

El representante de la Cofradia habia llegado con extrema puntualidad. La informacion es poder, sobre todo cuando se trata de informacion sobre un enemigo. El toptero descendio. La parte delantera del aparato se abrio, y un vehiculo descapotable descendio por una rampa, pilotado por un hombre calvo que no usaba destiltraje, una locura en aquel horno. Llevaba encajada en la garganta una caja negra cuadrada. De cintura para abajo, su cuerpo era una masa desnuda de carne cerea, como si se hubiera fundido. Tenia las manos palmeadas, los ojos amarillos y protuberantes. Parecian alienigenas. Los supersticiosos Fremen murmuraron e hicieron gestos defensivos, pero Liet les silencio con la mirada.

-No demuestras temor hacia nosotros, ni siquiera con el gusano de nuestra nave, dijo con voz metalica. -Hasta los niños saben que Shai-Hulud no vuela, y cualquiera puede hacer un dibujo. -¿Y mi cuerpo?. ¿No lo consideras repulsivo?. -Mis ojos han sido adiestrados para mirar otras cosas. ¿Que clase de ser eres?. -Soy Ailric. Explicame, medio Fremen, ¿por que un servidor imperial quiere impedir la vigilancia mediante satelites del desierto?. -Nuestro acuerdo con la Cofradia ha estado vigente durante siglos, y no veo motivos para interrumpirlo. Pero ahora los Fremen prefeririamos tratar sin intermediarios. Hemos descubierto que esos hombres no son…de fiar. -Rondo Tuek es una amenaza?. -Ese problema ya ha sido solucionado. -Pues ahora el precio se ha multiplicado. Teneis diez dias…

…A la hora exacta de nuevo, el toptero descendio sobre las dunas. Esta vez, el hombre de la Cofradia llevaba un aspecto ridiculo, con un destiltraje modificado de deficiente confeccion. Se quito una mascarilla como un gesto elegante ante Liet. -No esperaba verte de nuevo, medio Fremen. Pensaba que elegiriais a un hombre del desierto mas puro para actuar de intermediario. -Tal vez deberia llevar tu agua a mi tribu, y dejar que la Cofradia envie a otro representante. Uno que no me agobie con insultos. -Lo teneis todo?. -Hasta el ultimo gramo. Como es posible que la gente del desierto disponga de tanta especia?. Liet no confesaria el origen Harkonnen de esa especia. -Llamalo la bendicion de Shai-Hulud. -Y como pagareis la proxima vez?. -Shai-Hulud proveera. No toleraremos mas aumentos del soborno. -Estamos satisfechos del acuerdo, medio Fremen. -Bien , entonces te dire algo de gran importancia. El Bu Naib de todas la tribus del desierto iba a poner en marcha su venganza: -Los Harkonnen han amasado varias reservas enormes de especia en Arrakis que esconden a la Cofradia y la CHOAM. Y aunque cambian de lugar con frecuencia, no son dificiles de localizar…

“La Casa Corrino” de B.Herbert y Kevin J.Anderson.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s