Dune: El planeta de los Adiestradores

“La Dispersion nos llevo mucho mas del alcance de cualquier amenaza. Tambien nos cambio, e hizo que nuestras lineas geneticas se diversificaran tanto que la palabra humano ya nunca volvera a significar una unica cosa”. (Madre Superiora Taraza)

La lanzadera de la no-nave volo en circulos sobre una zona boscosa cerca de uno de los extraños asentamientos de los nativos. Sheeana vio una ciudad parecida a un parque con torres cilindricas repartidas entre los arboles, camufladas para pasar desapercibidas entre el paisaje. Los Adiestradores (si eran ellos realmente quienes vivian alli) repartian sus asentamientos de forma regular por las zonas del bosque.

Los principales edificios aquella ciudad de bosque eran elevados cilindros de varios pisos de altura construidos con madera lacada en dorado, como tubos de un organo para catedral en la espesura. ¿Torres de vigilancia?. ¿Estructuras defensivas?. En la nave, guiandose por los futar, Sheeana habia intentado recrear su hogar lo mejor que recordaban. Pero al contemplar los alamos, comprendio que habia fracasado. Dio una bocanada de aquel aire tan puro, saturado de aromas rsinosos y lluvia. Seguros en la camara de carga de la lanzadera, los futar hacian ruidos y aullaban impacientes, como si supieran que estaban en casa.

Una delegacion fue a su encuentro. Como raza, aquella gente eran altos, con cabezas alargadas y hombros estrechos. Sus largas extremidades colgaban sueltas, y se doblaban con ligereza por las articulaciones. El lider del grupo era un hombre relativamente atractivo con un pelo tieso de un blanco plateado. Lo mas soprendente era una franja oscura de pigmento que cruzaba su rostro palido pasando por encima de los ojos verdes, como la mascara de un bandido. Todos los nativos, hombres y mujeres igual, presentaban la misma pigmentacion, no parecia artificial.

Sheeana se adelanto. Antes de que dijera nada, vio que los nativos la miraban con recelo. No se fijaron en los demas. Entonces comprendio. Los Adiestradores habian creado a los futar para que cazaran y mataran a las Honoradas Matres. Y al verla al frente de aquellos hombres…-No soy una Honorada Matre.

El hombre mas alto considero sus palabras, miro a los demas e inclino su cabeza alargada. Su voz salia del pecho, no de la garganta, y era suave. -Entonces, tenemos al mismo enemigo. Soy Orak Tho, Adiestrador mayor de este distrito. Se inclino acercandose desagradablemente a Sheeana, oliendo como gesto de saludo la base de su cuello. -Llevais futar con vosotros. Los huelo en tu piel y en tus ropas.

Teg susurro algo a Thufir, y el joven corrio hacia la lanzadera, dejando salir a los futar, dando brincos felices, corriendo hacia el lider de los Adiestradores. -¡Casa!, ronroneo Hrrm contra su cuello.

“Cazadores de Dune”, de Brian Herbert y Kevin J.Anderson.

Una respuesta a “Dune: El planeta de los Adiestradores

  1. Un pasaje de los mas interesante.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s