Dune: El ghola de Leto II

Garimi y su compañera de hombros anchos, Stuka, se deslizaron por lo corredores poco iluminados de la Itaca. El capitan, Duncan, habia establecido la graduacion de intensidad en la nave para simular el dia y la noche. Entraron en la guarderia silenciosa situada cerca de las camaras medicas. Habian decidido actuar sin dilacion. Moralmente, no tenian mas remedio que destruirle y nunca volveria a ser tan vulnerable.

Stilgar (de dos años) y Liet-Kynes (de tres) estaban en la guarderia, los otros cinco gholas estaban con sus supervisoras. Garimi manipulo los controles para evitar las pantallas de vigilancia. No queria que quedara constancia del crimen que iban a cometer, aunque sabia que no podrian mantener el secreto durante mucho tiempo. Garimi y Stuka juraron que sacrificarian su vida para hacer lo correcto, y si fracasaban, sabia un un docena de Hermanas Bene Gesserit harian lo mismo.

-Lista?. -He hecho las paces conmigo misma. No debo temer, el temor destruye a la mente…Las Hermanas recitaron la Letania juntas. El bebe Leto estaba en una de las cunas, tan inocente, tan humano. Garimi hizo una mueca de desprecio. Cuan engañosas pueden ser las apariencias. Asfixiar al pequeño mostruo seria sencillo…

-No te me pongas blanda ahora. No es solo un bebe. En esa cuna duerme una bestia. -Pero no sabemos de donde sacaron los tleilaxu las celulas para ese ghola. ¿Como es posible que consiguieran muestras del inmenso Dios Emperador?. ¿Y por que entonces no tenemos un bebe mitad hombre-mitad gusano?. Lo mas probable es que sean celulas del joven Leto, antes de transformarse. Lo que significa que el bebe es inocente, incluso cuando despertemos sus recuerdos, no sera el odiado Dios-Emperador.

Garimi la miro furiosa. -¿Quieres que corramos ese riesgo?. Los gemelos tenian una capacidad de prescencia asombrosa. Es un Atreides. Garimi miro al niño que se movia, y vio los brillantes ojos mirandola con sabiduria. -Si tiene prescencia, quizas sabe lo que vamos a hacerle. -Estaba pensando exactamente lo mismo. De pronto una de las alarmas empezo a parpadear, y Garimi intento pararla. -¡Deprisa, no hay tiempo!. ¡Hazlo ya…o lo tendre que hacer yo!.

La otra mujer cogio la almohada y la levanto ante el rostro del bebe. Stuka empezo a asfixiarle. Y entonces grito y al volverse para mirar, Garimi creyo ver segmentos marrones, una forma sinuosa que se elevaba de la cuna. La almohada quedo hecha jirones. Garimi no podia creerlo. Una boca bordeada por diminutos dientes cristalinos, como un gusano, ataco desde la cuna y golpeo a Stuka en el costado. La mujer reculo, llevandose la mano a la herida, que le habia desgarrado la carne hasta las costillas. Garimi miro al bebe. -¿¡Que eres, pequeño Tirano!?.

Cazadores de Dune, de Brian Herbert y Kevin J.Anderson.

3 Respuestas a “Dune: El ghola de Leto II

  1. Muy buena la escena !! Y la imagen tambien, como siempre, acompañando correctamente.

  2. Muy buena. Si señor. 🙂

  3. Esta version ghola de Leto II me encanta. Deseando estoy de poder leerme “Gusanos de arena” y ver como lo han retratado en accion.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s