Dune: La posesion de Alia

Alia se dio cuenta repentinamente de la existencia real de todo aquello que habia intentado negar. La Otras Vidas dentro de ella se hincharon como una horrible marea. Resbalo hacia el suelo. La presion de aquel vortice la arrastro, intentando llevarsela, intentando ganarla y sumergirla en sus profundidades. -No, susurro, no…no…-La prescencia es lo que crea esto en ti, dijo una voz. Estoy volviendome loca. Estoy perdiendo la cabeza…

-Desde un cierto punto de vista, muchacha, dijo una voz interior, cada incidente o creacion representa una catastrofe. Mi querida niña, yo puedo ayudarte, pero tu tienes que ayudarme a mi a cambio. Luchando contra el clamor, Alia hablo entre dientes. -¿Que…que?. Un rostro se formo en su consciencia. Era un rostro sonriente y rollizo. Ella intento rechazarlo. El cuerpo era groseramente gordo, enfundado en ropas cuyos bultos, aqui y alla, indicaban que eran sostenidas por suspensores portatiles.

-Como puedes ver, soy tan solo tu abuelo materno. Tu me conoces, fui el Baron Vladimir Harkonnen. -Pero tu estas…¡muerto!. -Oh, por supuesto querida. La mayoria de nosotros en tu interior estamos muertos. Pero ninguno quiere ayudarte. Ellos no te comprenden. -¡Vete!, suplico. -Pero tu necesitas ayuda, nieta. Los Otros solo estan dispuestos a luchar por apoderarse completamente de tu consciencia, para arrancarte de ti misma. Pero yo…me conformo con un rinconcito para mi. Las Otras Vidas clamaron. -¡Callaos!, grito el Baron, y un silencio interior descendio como una fresca ducha sobre Alia. -¿Lo ves?. Juntos somos invencibles. Tu me ayudas y yo te ayudare…

-¿Que ..que es lo que quieres?. -Oooh, querida nieta, solo pretendo disfrutar de algunos pocos placeres simples. Proporcionarme algun momento ocasional de contacto con mis sentidos. No es necesario que nadie lo sepa. Dejame sentir tan solo un rincon de tu vida cuando, por ejemplo, te halles sumergida en los brazos de tu amante. ¿No crees que es un precio muy pequeño el que pido?. -S…si. -Bien, cloqueo el Baron;  A cambio, mi querida nieta, podre servirte de mil maneras distintas. Puedo avisarte, ayudarte con mis consejos. Seras invencible, dentro y fuera. Barreras cualquier oposicion. La historia olvidara a tu hermano Paul y te glorificara a ti. El futuro sera tuyo.

“Hijos de Dune”, de Frank Herbert.

8 Respuestas a “Dune: La posesion de Alia

  1. Tetrica escena. 🙂

  2. Hace poco me encontre con tu pagina y que bueno, pues yo tambien soy un adicto a Dune, aun no lo leo completo, estoy precisamente en esta parte, Los hijos de Dune y me parece increible toda la historia, no paro de recomendarla.

    Que buenos articulos, te sigo leyendo y que bueno que encuentre gente que comparte gustos!!!

    Chido por tu pagina, esta muy buena!

    Un abrazo del tamaño del mar…

  3. Gracias por la visita y un saludo, Arlekyn!

  4. Anuncio que he preparado una seleccion de 5 textos para que se entienda bien todo lo ocurrido en la Batalla de Corrin. Fundamental, los ire colgando como una serie. No perderselo.

  5. Genial. Toy impaciente. (Desde luego chaval que bien te lo curras). Si Herbert levantará cabeza, estaría encantado seguro. 🙂

  6. 🙂 Por lo menos que se firmara el original “Dune” con dedicatoria. Yo haria una reverencia al maestro y gritaria “Ya hia chouchada!!!!”

  7. Ja, ja. Bien dicho.:)

  8. El tema de las memorias es uno de los pocos que me hacen rechinar los dientes de toda la serie Dune.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s