Dune: El Maestro Tleilaxu

“El aire de Tleilax era cristalino, dominado por una quietud que era parte frio matutino y parte una sensacion de temeroso agazaparse, como si la vida aguardara alla afuera en la ciudad de Bandalong. El Mahai Tylwyth Waff, Maestro de Maestros, gozaba en aquella hora mas que en ningun del dia.

Su pueblo habia aguardado durante milenios aquel momento. Waff lo saboreo. A traves de todos los terribles tiempos del Profeta Leto II (no el Dios Emperador, sino el Mensajero de Dios), la Hambruna y la Dispersion, a traves de la derrotas, los tleilaxu habian acumulado fuerzas en espera de ese momento.

Otros planetas tleilaxu, otras ciudades interconectadas, aguardaban la señal que todos ellos sabian iba a producirse pronto. Las fuerzas gemelas de los Danzarines Rostro y los Masheikh habian comprimido sus poderes preparandose para el asalto cosmico. Los milenios de espera estaban a punto de terminar. Waff pensaba en aquello como “el largo comienzo”…

…Se sentia renovado en aquel momento de observacion. Apartandose, se vistio con el blanco khilat de honor ante el cual todo Domel estaba condicionado a inclinarse. El atuendo le daba la impresion de armadura. ¡La armadura de Dios!. -Somos el pueblo del Yaghist, todo lo demas es frontera, habia dicho a sus consejeros. Se miro al espejo. Sabia que para los powindah, su apariencia era la de un elfo de apenas metro y medio de estatura, de ojos y piel de color gris, con una boca pequeña llena de afilados dientes…

…Un Danzarin Rostro con aspecto de Domel, le hizo una reverencia y abrio las puertas de la balaustrada. Waff emergio a la luz del sol, con sus compañeros apiñados alrededor suyo. Waff rindio obediencia al sol. Lanzo el grito del Abdl, y oyo el eco de innumerables voces repitiendolo desde los lugares mas alejados de la ciudad.

-¡El sol no es Dios!– grito. No, el sol era solamente un simbolo de los infinitos poderes y la misericordia de Dios…otro constructor, otra herramienta, como ellos lo eran del “lenguaje de Dios”, el lenguaje genetico que tan bien dominaba la Bene Tleilax.”

“Herejes de Dune” de Frank Herbert.

3 Respuestas a “Dune: El Maestro Tleilaxu

  1. Sorprendente raza y curiosa mezcla de Herbert, entre la genetica y la religión. Esto me recuerda que fue un sacerdote (no recuerdo la orden). Gregorio Mendel, quién estableció la bases y las leyes basicas de la genetica. ¿Increible verdad?.:)

  2. Mensaje para Gabrielacus: Recibido el paquete. Gracias chaval!!!!

    Por los Tleilaxu, que grandes personajes!. Si tuviera tiempo (que no lo tengo) me encantaria recopilar la terminologia de su lengua secreta y sagrada, el islamiyat. Seria un muy interesante post.

    Gracias de nuevo!

  3. 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s