Dune: La imprimacion sexual

“Lo que requeria de ella a continuacion la Hermandad le habia sido deletreado explicitamente por Taraza: la Imprimacion sexual. Aquella misma mañana, Lucilla se habia plantado desnuda delante del espejo, adoptando actitudes y movimientos de rostro y cuerpo que sabia deberia utilizar para obedecer las ordenes. En una respuesta artificial, Lucilla habia visto su propio rostro adoptar la expresion de una prehistorica diosa del amor…opulencia de carnes y la promesa de una suavidad que excitaria a cualquier macho.

El secreto del sexo no era en absoluto ningun secreto, penso. Sus raices iban unidas a la propia vida…La Amantes Procreadoras le habian dicho que esperara aquello y no se sintiera alarmada de ello. Pero Lucilla se habia dado cuenta que la Imprimacion Sexual era una espada de doble filo. Podias aprender a deslizarte por el borde de la hoja, pero podias cortarte con el…

Teg. Lucilla se pregunto una vez mas acerca de el. Una Imprimadora gozaba de alguna libertad en seleccionar a sus propias parejas procreadoras, siempre que no entorpecieran misiones mas importantes. Teg era viejo, pero sus informes sugerian que aun era probable que fuera viril. ¿Por que no?, se pregunto a si misma.

La seduccion practica introductora ya habia sido iniciada pero no Teg no habia sucumbido. Su cinismo Mentat la habia detenido una tarde en los vestuarios de la Sala de Armas: -Mis dias procreadores ya han terminado, Lucilla. La Hermandad deberia sentirse satisfecha con lo que ya le he dado, dijo mientras se secaba el sudoroso cuerpo con una toalla…”

“Herejes de Dune” de Frank Herbert.

“-¿Por que estas aqui?. Dijo Duncan.
-Ya lo sabes, y sabes que debo hacerlo. Cerro la puerta a su espalda. Duncan veia sombras hipnoticas, y la silueta de Sheeana bañada en un suave resplandor naranja. Casi no llevaba ropa…-Sabes que estabamos predestinados el uno para el otro. Lo llevas dentro en tus cromosomas…La iluminacion resaltaba sus pechos y su piel de miel.

-Tu imprimacion no funcionara conmigo. Conozco las herramientas y tecnicas tan bien como tu. -Si, por eso podemos utilizar nuestros mutuos conocimientos para romper la influencia que Murbella tiene sobre ti, y destruirla de una vez por todas. -¿Y hacerme igual de adicto a ti?. Me resistire. -Y yo contraatacare. En algunas especies, es una parte importante de la danza de apareamiento…

Duncan extendio el brazo para detenerla, pero ella le cogio la mano y la uso para impulsarse hacia el. De lo mas hondo de su garganta brotaba una especie de ronroneo, un tono de imprimacion  que actua sobre el inconsciente y activa una respuesta atavica. Duncan sintio que respondia y se excitaba, pero se aparto.

Sheeana le sujeto la cabeza por detras hundiendo los dedos en el pelo negro y tiesdo y lo beso con fiereza, mientras masejeaba un grupo de nervios en su cuello y espalda. Por un momento quedo inmovilizado. Duncan recordaba todo aquello de la primera vez que la Honorada Matre Murbella trato de someterle. Y el le habia devuelto las tornas usando sus propias capacidades sexuales. Los dos rodaron por las sabanas, peleandose, abrazandose. El duelo acabo en una agresiva sesion de sexo.

En numerosas sesiones clinicas de entrenamiento en Casa Capitular, Duncan habia instruido a Sheeana en aquellos mismos metodos, y ella a cambio le habia ayudado a pulir a incontables machos Bene Gesserit que luego soltaron como minas de tierra sexuales contra las Honoradas Matres. El caos que aquellos hombres provocaron sumio a las rameras en un frenesi mayor…”

“Cazadores de Dune”, de B.Herbert y Kevin J. Anderson.

*******

“…El Maestro tleilaxu Uxtall oyo la voz de Ingva. Sus musculos se sacudieron en respuesta al sonido, y sus piernas empezaron a llevarle involuntariamente hacia el lugar de donde provenia la voz de la Honorada Matre. Estaba sexualmente dominado por aquella terrible mujer, y sentia el impulso irrestible de defenderla, de protegerla. Pero no tenia armas, ni habia sido entrenado en el combate. Tras coger una tuberia metalizada de la basura, corrio hacia la batalla, sin poder pensar con claridad.”

“Cazadores de Dune”, de B.Herbert y Kevin J. Anderson.

Una respuesta a “Dune: La imprimacion sexual

  1. Excelente artículo. Excelentes graficos. 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s